Conciertos

Temporada ABAO

Tosca


Palacio Euskalduna.   20:00 h.

Tosca

 
Opera lirica en tres actos
Libreto de Giuseppe Giacosa y Luigi Illica sobre La Tosca de Victorien Sardou
Música de Giacomo Puccini
Estrenada en el Teatro Costanzi el 14 de enero de 1900
 
Floria Tosca, famosa cantante  – Violeta Urmana (soprano)
Mario Cavaradossi,
pintor –  Massimo Giordano* (tenor)
Il barone Scarpia,
jefe de la policía  – Falk Struckmann*(barítono)
Cesare Angelotti,
prisionero político escapado – Miguel Ángel Zapatero (bajo)
Il sagrestano –  Valeriano Lanchas*
(bajo)
Spoletta,
agente de la policía – Vicenç Esteve (tenor)
Sciarrone,
agente de la policía  – José Manuel Díaz (bajo)
Un carceriere –  David Aguayo
(bajo)
Un pastore –  Leyre Mesa
(voz blanca)

 Bilbao Orkestra Sinfonikoa
 Coro de Ópera de Bilbao

Director musical:   Bertrand de Billy*
Director de escena:   Nuria Espert
Director del coro:   Boris Dujin

Producción ABAO-OLBE y Teatro Real

*Debuta en ABAO-OLBE
 
Localización: Roma, en 1800

 

FECHAS

  • 19 de enero de 2013       Palacio Euskalduna      20:00 h.
  • 22 de enero de 2013       Palacio Euskalduna      20:00 h.
  • 25 de enero de 2013       Palacio Euskalduna      20:00 h.
  • 28 de enero de 2013       Palacio Euskalduna      20:00 h.

Conoce aquí todas las ventajas de ser abonado de la BOS

Tosca


Opera lirica en tres actos
Libreto de Giuseppe Giacosa y Luigi Illica sobre La Tosca de Victorien Sardou
Música de Giacomo Puccini
Estrenada en el Teatro Costanzi el 14 de enero de 1900

Floria Tosca, famosa cantante  – Violeta Urmana (soprano)
Mario Cavaradossi,
pintor –  Massimo Giordano* (tenor)
Il barone Scarpia,
jefe de la policía  – Falk Struckmann*(barítono)
Cesare Angelotti,
prisionero político escapado – Miguel Ángel Zapatero (bajo)
Il sagrestano –  Valeriano Lanchas*
(bajo)
Spoletta,
agente de la policía – Vicenç Esteve (tenor)
Sciarrone,
agente de la policía  – José Manuel Díaz (bajo)
Un carceriere –  David Aguayo
(bajo)
Un pastore –  Leyre Mesa
(voz blanca)

 

Localización: Roma, en 1800

 

Acto I

En la nave central de la iglesia de Sant’Andrea della Valle, en Roma, en un día de junio del 1800, aparece buscando refugio Cesare Angelotti, un revolucionario que fue cónsul de la República de Roma y ahora se ha convertido en prisionero político. Rebuscando en la iglesia, encuentra la llave de una capilla que pertenece a la familia Attavanti, y se esconde en ella. Entretanto, aparecen un sacristán y Cavaradossi, un pintor que está trabajando en el retrato de una Madonna, en la figura de una bella mujer de pelo rubio y ojos azules. El sacristán cree reconocer en ella a una mujer que estuvo rezando en la iglesia unos días atrás. Se trata de la marquesa de Attavanti, quien, en realidad, estuvo fingiendo rezar para esconder una llave destinada a su hermano Angelotti. El pintor compara los rasgos de la Madonna con los ojos de su amada, la cantante Floria Tosca.
Cuando desaparece el sacristán de escena, Angelotti sale de su escondite medio desfallecido. El pintor, simpatizante también de las ideas republicanas, le promete que le ayudará a escapar de Roma. Pero Angelotti debe volver a esconderse cuando se oye la voz de Tosca desde el exterior, que pide explicaciones al pintor creyendo que estaba con otra mujer. Caravadossi la calma y ambos planean una escapada a una casa de campo a las afueras de Roma, donde viven su amor.
Una vez Tosca se ha ido, Angelotti vuelve a salir de su escondite con unos vestidos de mujer que ha dejado su hermana, la marquesa de Attavanti, para facilitarle la huida. En ese momento se oye un cañonazo proveniente del castillo de Sant’Angelo: la fuga ha sido descubierta. Rápidamente, Caravadossi decide llevar a Angelotti hasta la casa de campo para que pueda ocultarse allí. Ambos salen corriendo de la iglesia justo antes de que haga su entrada el sacristán con noticias frescas para el pintor: Napoleón ha sido vencido.
En ese momento aparece en la puerta de la iglesia el temible barone Scarpia, el jefe de la policía pontificia, quien está buscando pistas que le lleven hasta Angelotti, y todo apunta a que ha sido el pintor quien ha ayudado a escapar al fugitivo. Llega Tosca buscando a su amado y se encuentra allí con Scarpia, quien la desea desde tiempo atrás. Éste, viendo el estupor de Tosca al descubrir de Caravadossi no se encuentra allí, coge un abanico de la marquesa Attavanti que Angelotti había olvidado en su huida e insinúa a la cantante que el pintor debe haber huido con ella. Tosca, cegada por los celos, sale corriendo hacia la casa de campo, seguida a distancia por los esbirros de Scarpia, quien ya cree haber conseguido sus propósitos: tener a Caravadossi entre rejas y a Tosca en sus brazos.

 

Acto II

Scarpia está cenando en sus habitaciones del palacio Farnese, y perfila su plan para poseer a Tosca. En ese momento entra Spoletta, uno de los sicarios de Scarpia, para informarle de que la ha seguido hasta la casa del pintor sin haber encontrado rastro de Angelotti, aunque han detenido a Caravadossi. Scarpia interroga al pintor, pero éste niega haber tenido nada que ver con Angelotti, pese a las amenazas del cruel jefe de policía. En ese momento entra Tosca, quien ha sido llamada por Scarpia, y se abraza a su amado mientras éste le pide que no revele nada de lo que ha visto en la casa de campo. Un juez y un verdugo se llevan a Caravadossi mientras Tosca también es interrogada. La presión sobre Tosca aumenta cuando oye los gritos de Caravadossi, que está siendo torturado. Tosca no puede soportar el sufrimiento del pintor y acaba confesando el escondite de Angelotti: en el pozo del jardín de la villa. Seguidamente, llega Sciarrone, un esbirro de Scarpia, con noticias: Napoleón ha conseguido cambiar el rumbo de la batalla y finalmente acaba proclamado vencedor en Marengo. Scarpia, en un ataque de ira al oír estas palabras, condena a muerte al pintor. Entonces entra Spoletta para informar de que Angelotti se ha suicidado al ver que estaba atrapado y que todo está preparado para la ejecución del pintor. Tosca se ve perdida, y no tiene más remedio que ceder a los libidinosos deseos de Scarpia si quiere salvar a su amado. La cantante le pide, además, un salvoconducto para que ambos puedan salir de los Estados Pontificios. Scarpia accede, sabiendo que no le será necesario, ya que ha mentido sobre la liberación de Caravadossi dando disimuladamente instrucciones contrarias a Spoletta. El jefe de policía firma el documento y avanza hacia Tosca, pero ésta coge un cuchillo de la mesa, se lo clava en el pecho y él muere casi al instante. Tosca deja su una cruz junto a su cadáver y se lleva el salvoconducto.

 

Acto III

Con las primeras luces del alba se oye el canto de un pastor y el repicar de las campanas de Roma. En el castillo de Sant’Angelo se encuentra detenido Caravadossi, que escribe una desesperada carta de despedida para Tosca. En ese momento entra la cantante acompañada por el carcelero, quien ha accedido a que la mujer pueda estar presente en la ejecución. Ésta le enseña al pintor el salvoconducto que ha conseguido de Scarpia, que garantiza, a la vez, la salvación del pintor. Los dos recuperan la esperanza de poder huir, así que ella le recomienda que finja su muerte cuando le disparen. Entra el pelotón de fusilamiento y Caravadossi cae fulminado ante ellos. Tosca se acerca a él, pidiéndole que no se mueva hasta que se hayan retirado todos, cuando se da cuenta que ha sido realmente ejecutado. En ese momento se oyen los gritos de Spoletta, quien acaba de descubrir el cadáver de Scarpia. Todos los esbirros del jefe de policía se lanzan contra Tosca, pero ella en su huida se dirige hacia la muralla y se lanza al vacío.

 

Marc Heilbron, Libro de la Temporada 2012-13 de ABAO-OLBE

Info covid

Agenda de eventos

Lu
Ma
Mi
Ju
Vi
Sa
Do

Eventos relacionados

Temporada 2021-2022
21 - 24 - 27 - 28 - 30
May
2022
>Madama Butterfly

Madama Butterfly

Lugar: Palacio Euskalduna

Giacomo Puccini

Representaciones

  • Sábado 21 de Mayo de 2022 19:00h
  • Martes 24 de Mayo de 2022 19:30h
  • Viernes 27 de Mayo de 2022 19:30h
  • Sábado 28 de Mayo de 2022 19:00h (*OB)
  • Lunes 30 de Mayo de 2022 19:30h

*OB: Opera Berri

Patrocina:

FICHA

  • Cio-Cio San: Maria Agresta*
  • Cio-Cio San BERRI: Carmen Solís
  • Pinkerton: Sergio Escobar
  • Pinkerton BERRI: Javier Tomé
  • Suzuki: Carmen Artaza*
  • Sharpless: Damián del Castillo
  • Goro: Jorge Rodríguez-Norton
  • Kate Pinkerton: Marta Ubieta
  • Yamadori y Comisario: Jose Manuel Día
  • Tío Bonzo: Fernando Latorre
  • Oficial del registro: Javier Campo**
  • Yakuside: Gexan Etxabe
  • La madre de Cio-Cio San: Eider Torrijos**
  • La tía de Cio-Cio San: Leyre Mesa**
  • La prima de Cio-Cio San Olga Revuelta**
  • Bilbao Orkestra Sinfonikoa
  • Coro de Ópera de Bilbao: Director Boris Dujin
  • Director musical: Henrik Nánási*
  • Director de escena: Stefano Monti
  • Coproducción Teatro Comunale di Modena / Teatro Municipale di Piacenza

*Debuta en ABAO Bilbao Opera
**Coro de Ópera de Bilbao

MÁS INFORMACIÓN

Benjamin Franklin Pinkerton, un oficial de la Armada de Estados Unidos, inspecciona una casita en una colina cercana a Nagasaki desde la que se ve el puerto. Va a alquilársela a Goro, un servicial casamentero. Junto con la casa recibe también a tres criados y a una geisha como mujer, cuyo nombre es Cio-Cio San, pero que es conocida como Butterfly. El alquiler, según la costumbre japonesa, es por una duración de 999 años, susceptible de ser renovado todos los meses. El cónsul estadounidense, Sharpless, llega jadeante después de haber subido la colina. Pinkerton describe su filosofía del yanqui indómito que recorre el mundo en busca de experiencias y placeres. No está seguro de si sus sentimientos por la joven japonesa son realmente amor o simplemente un capricho, pero su intención es seguir adelante y celebrar la ceremonia nupcial. Sharpless le advierte de que es posible que la muchacha tenga una visión diferente del matrimonio, pero Pinkerton hace caso omiso de sus preocupaciones y le dice que algún día tendrá una verdadera esposa estadounidense. Ofrece al cónsul güisqui y propone un brindis.

Llega Butterfly con sus amigos para la ceremonia. En una conversación casual tras la presentación formal, la muchacha admite que tiene tan solo quince años y explica que su familia fue importante en otro tiempo, pero que luego perdió su posición desahogada, por lo que no le ha quedado más remedio que ganarse la vida como geisha. Llegan sus familiares y hablan sobre la celebración de un matrimonio tan desigual. Cio-Cio San enseña a Pinkerton sus exiguas posesiones y le confiesa que ha estado en la misión cristiana y que tiene la intención de convertirse a la religión de su marido. El comisionado imperial lee el contrato matrimonial y los parientes felicitan a la pareja. De repente, se oye desde lejos una voz amenazadora: es el bonzo, el tío de Butterfly, un sacerdote. Maldice a la muchacha por haber ido a la misión y por renunciar a su religión ancestral. Pinkerton les ordena a todos que se vayan e intenta consolar a Butterfly con palabras dulces. Suzuki le ayuda a ponerse el kimono nupcial antes de que la pareja se reúna en el jardín, donde se dejan llevar por la pasión.

Cuando comienza el Acto II han transcurrido tres años y Cio-Cio San está esperando el regreso de su marido a casa. Suzuki implora ayuda a los dioses, pero Butterfly le reprende por creer en los dioses japoneses en vez de en la promesa de Pinkerton de que un día regresaría. Aparece Sharpless con una carta de Pinkerton, pero antes de que pueda leerla a Butterfly, aparece Goro con el último pretendiente de la joven, el acaudalado príncipe Yamadori. Butterfly sirve amablemente té a los invitados, pero insiste en que no está disponible para contraer matrimonio: su marido estadounidense no la ha dejado y le dio palabra de que un día regresaría. Pide a Goro y Yamadori que se vayan. Sharpless intenta leer la carta de Pinkerton y sugiere a Butterfly que quizá debería reconsiderar la oferta de Yamadori. Como respuesta, ella le muestra al cónsul el hijo que ha tenido con Pinkerton. Dice que su nombre es “Pesar”, pero que cuando regrese su padre se llamará “Dicha”. Sharpless está demasiado hundido para seguir leyéndole el contenido de la carta. Se va prometiéndole que informará a Pinkerton sobre la existencia de su hijo. Un cañonazo en el puerto anuncia la llegada de un barco. Butterfly y Suzuki leen su nombre desde la terraza: es el de Pinkerton. Radiante de alegría, Butterfly se une a Suzuki para decorar la casa con flores. Cae la noche y Butterfly, Suzuki y el niño emprenden una vigilia sin apartar la vista del puerto.

Amanece y Suzuki insiste en que Butterfly intente dormir un poco. Butterfly mete al niño en la casa. Aparece Sharpless con Pinkerton y Kate, la nueva mujer de Pinkerton. Suzuki se da cuenta de quién es la mujer estadounidense y se muestra de acuerdo en ayudar a comunicar la noticia a Butterfly. A Pinkerton le invade la sensación de culpa y se retira un poco para recordar los días pasados en la casa. Cio-Cio San entra apresuradamente confiando en encontrar a Pinkerton, pero es a Kate a quien ve en su lugar. Comprendiendo la situación, se muestra de acuerdo en renunciar a su hijo, pero insiste en que sea Pinkerton quien vuelva a por él. Tras echar a todo el mundo, Butterfly saca la daga con la que su padre se había suicidado, pues prefiere morir con honor que vivir con vergüenza. Se detiene por un instante cuando entra el niño inesperadamente, pero Butterfly lo saca al jardín y ella se retira detrás de una cortina. Cuando llega Pinkerton, pronunciando su nombre, la joven se clava la daga.

Ver más
Temporada 2022-2023
18
Jun
2022
>Concierto para dos Aniversarios Bilbao Orkestra Sinfonikoa & Guggenheim Bilbao

Concierto para dos Aniversarios Bilbao Orkestra Sinfonikoa & Guggenheim Bilbao

Lugar: Guggenheim Bilbao

Coincidiendo con el centenario de la BOS el Museo Guggenheim Bilbao celebra su 25º Aniversario. En esta doble celebración, el Museo será el escenario de un gran concierto de la BOS abierto a la ciudadanía cuyo programa incluirá “Cuadros de una exposición”, la obra con la que Modest Mussorgsky rindió homenaje a su amigo Viktor Hartmann, con ocasión de la exhibición de algunas de sus obras tras su fallecimiento. La pieza representa un recorrido de cuadro en cuadro, en un estilo musical de fuerte carácter descriptivo. Compuesta originalmente para piano, la música fue “coloreada” por Maurice Ravel con una brillante orquestación. Junto a este gran clásico, en este concierto se recuperará el poema sinfónico, de lenguaje denso y poderoso, “Andrómeda”, de Augusta Holmès, compositora francesa injustamente tratada por la historia, al igual que muchas de sus colegas. Una gran oportunidad para celebrar la amistad y el diálogo entre las artes.

Patrocina:

Localización : Atrio
Punto de venta : Taquilla y Web
Duración : 60
Más información : Aforo limitado y uso responsable de mascarilla.
Se ruega puntualidad. No se podrá acceder al Atrio una vez iniciada la actividad.

Web: Guggenheim

Ver más
Temporada 2021-2022
09 - 10
Jun
2022
>Achúcarro y los Cuadros de una exposición

Achúcarro y los Cuadros de una exposición

Lugar: Palacio Euskalduna

A. Holmès: Andromède, poema sinfónico
C. Franck: Variaciones sinfónicas para piano
y orquesta

M. Mussorsky/ M. Ravel: Cuadros de una
exposición

Joaquín Achúcarro, piano
Giancarlo Guerrero, director

Información y entradas