Conciertos

TEMPORADA BOS 3

Música y pintura


Palacio Euskalduna.   20:00 h.

W.A. Mozart: La flauta mágica, obertura
G. Erkoreka: Tres sonetos de Michelangelo (estreno absoluto. Convenio BOS-Fundacion Autor)
J.S. Bach: Cantata BWV 54, “Widerstehe doch der Sünde”
P. Hindemith: Mathis der Maler, sinfonía

Carlos Mena, kontratenorra/contratenor
Günter Neuhold, zuzendaria/director

FECHAS

  • 12 de noviembre de 2009       Palacio Euskalduna      20:00 h.
  • 13 de noviembre de 2009       Palacio Euskalduna      20:00 h.

Conoce aquí todas las ventajas de ser abonado de la BOS

J.A.Z.

SE ESTRENA UNA OBRA DE GABRIEL ERKOREKA

En este concierto de la BOS se estrena la obra “Tres sonetos de Michelangelo”, del compositor bilbaíno Gabriel Erkoreka, con el contratenor Carlos Mena como solista. Varias obras del  músico Erkoreka se han interpretado en el Biennale de Venezia, en la Musikverein de Viena, Sputh Bank Centre, ICA y Wignore Hall de Londres, en el ISCM World Music Days de Manchester y de Hong Kong, en Amsterdam, en Tokyo, en el Festival de Nuevas Músicas de Sidney, en Finlandia, en Madrid, Bilbao, Donostia, Valencia, Paris, Roma, etc. En 2001 fue nombrado miembro asociado honorífico de la Royal Academy of Music (ARAM), donde impartió clases de orquestación. Actualmente vive en Londres y es profesor de composición en MUSIKENE-Conservatorio Superior de Música del País Vasco. Sus obras se han editado en CD en varias sociedades, así como ha recibido encargos de empresas de varias ciudades europeas.

El concierto de hoy se iniciará con la obertura de “La Flauta Mágica”, la última ópera de W. A. Mozart, escrita en 1791. Como se ha explicado sobre esta pieza, con el adagio lento de la introducción y con el allegro siguiente continúa el autor la tradición de la obertura francesa, tal y como lo explica por ejemplo Stefan Kunze. Los tres primeros acordes iniciales de la obertura parecen tener algún significado místico en la orden masónica, así como establecen la tonalidad fundamental, recorriendo simultáneamente (tritono ascendente Mi bemol, Sol y Si bemol). La obertura en general es un ejemplo de la propia ópera. Mozart hace estragos en los estilos estándar de proposiciones: la combinación de la apertura de sombrío, allegro vivaz, y volver a brassier inquietante sugiere "francés", pero luego se pone en marcha un desarrollo pleno sinfónica y repetición variada. Kunze indica que “la idea poética” del procedimiento de la fuga establece en el allegro de la obertura la relación con la idea de la acción (de la obra) y puede describirse como la manifestación musical y autónomamente desplegada del desarrollo de una prueba que se integra en un orden superior preestablecido. Otros musicólogos explican que ya el tema en sí mismo, de lo contrario todas las partes lindas y burbujeante, es a la vez lleno de fuga y nervioso, que subraya sincopado. Una pieza perfectamente a punto de la escena de establecimiento.

Los Tres Sonetos de Miguel Ángel Buonarroti “son buena muestra de un arte tenso y  rebosante de una fuerza creativa sometida a una marcada oposición de contrarios”, tal como lo explica Gabriel Erkoreka. Esta oposición, dice el propio autor, ha sido tenida particularmente en cuenta al elaborar la estructura y el discurso de Tres Sonetos de Michelangelo. La obra consta de cinco secciones que se ejecutan sin interrupción, donde las secciones correspondientes a los tres sonetos elegidos aparecen enlazadas por dos pequeños interludios orquestales.

Varios sonetos del genio artístico Michelangelo han sido luego escritos en música, por autores como Benjamin Britten, por ejemplo. Sobre los tres realizados por Erkoreka, esta composición responde a un encargo de la Orquesta Sinfónica de Bilbao y la Fundación Autor – Convenio AEOS. Afirma el autor sobre estas piezas que los elementos compositivos de las tres partes cantadas establecen paralelismos con las Artes en las que se manifestó el genio de Miguel Ángel. “Así, la música del primer Soneto simboliza la Escultura mediante variaciones de densidad y volumen, en las que el cuerpo homogéneo -casi marmóreo- de las cuerdas es tallado mediante percusiones metálicas. El segundo se refiere a la Pintura, haciendo énfasis en el color diferenciado de los instrumentos de viento a través de una traducción musical de técnicas de perspectiva, como el escorzo. Finalmente, el tercer Soneto se relaciona con la Arquitectura, y en él aparecen diversos efectos de eco y reverberación, así como estructuras simétricas donde tanto dinámicas como registros aparecen tensados al máximo. Los dos interludios se basan a su vez en sus reflexiones en torno a los grandes temas del amor y la muerte, que aparecen recogidas en sus Sonetos y Epitafios”.

La instrumentación de la obra incorpora dos cornettos renacentistas que entablan diálogos con el contratenor, por su excelente cualidad de asemejarse a la voz humana, alterando así la fisonomía orquestal y propiciando la convivencia de dos contextos temporales distintos y alejados, según explica Gabriel Erkoreka.
           
Widerstehe doch der Sünde (“Resiste, pues, al pecado”) es una cantata con dos arias y un recitativo. Se cree que esta composición la escribió J. S, Bach en 1714 con destino al tercer domingo de cuaresma, llamado “Oculi” según la liturgia luterana, de la que  si bien luego se utilizaría en otras ocasiones. Se trata de una breve cantata para solista, sea éste contralto o contratenor. Como escribe Daniel S. Vega Cernuda, el aria inicial es una pieza muy interesante, “ya que en su mismo significado ha sido de controvertida interpretación”. Albert Schweitzer  indicaba que esta obra hace época en la historia de la música, pues comienza sobre el acorde de séptima, etc. Varios comentaristas han dado fuertes explicaciones, pues como comenta Vega Cernuda “aducen aquí que quiere indicar lo que dice el evangelio de los frutos del pecado, que son bellos por fuera”.

El recitativo recorre un espacio sonoro, y la palabra  “Grab” (sepulcro) lleva a una tesitura profunda para el contralto o el contratenor. El aria final conforma con los violines al unísono, la viola, el continuo y la voz: “un concertante a cuatro de gran riqueza contrapuntística”.

Mathis der Maler (Matías el pintor) de Paul Hindemith fue una ópera escrita en los años 1934-35, obra en la que se llevaba a escena al pintor alemán Mathias Grünewald, del siglo XVI, quien había hecho varias figuras de altar, entre otras. El poder nazi no dejó de momento interpretar esa ópera en Alemania y no se estrenaría  hasta el año 1938, en la ciudad suiza de Zürich. Como se ha explicado, entretanto Hindemith había extraído tres escenas de esa ópera para realizar una sinfonía en tres movimientos. Así, cada uno de los movimientos de esa sinfonía lleva el título de cada uno de los paneles de un retablo que hizo Grünewald en Isenheim y que luego quedó en el Museo de Colmar, como lo narra François-René Tranchefort. El estreno de la sinfonía tuvo lugar en Berlin en 1934.

La obra, junto con la cuerda y la percusión lleva maderas a dos, cuatro trompas, dos trompetas, tres trombones y una tuba.

El primer movimiento se denomina “Concierto de los ángeles” (“Elgenkonzert”), preludio que se inicia con una introducción en despacio y con tranquilidad, a la que sigue luego la parte principal de la sonata, ya con clara animación. Después de la introducción en la que aparece el acorde de sol mayor, que resuena misteriosamente gracias a que de sus tres notas (sol, si y re), dos de ellas (sol y re) corresponden a cuerdas de los instrumentos de cuerda (perdonen la redundancia). Este movimiento consta de 4 temas. El primero de ellos está a cargo de los trombones como cantus firmus de una estructura en tempus perfectus (3×3), y es una cita del antiguo coral alemán Es sungen drei Engel (Tres ángeles cantan). El cuarto y último tema aparece más rítmico que los anteriores, y es expuesto por la flauta.

El segundo movimiento se denomina “Misa en la tumba” (Grablegung). Posee dos escenas del séptimo cuadro de la ópera y lleva dos movimientos. El primero se ralentiza con una entrada de la flauta, pero se reanuda a los pocos segundos cuando entra la trompeta contestándola sobre un pizzicato de las cuerdas, al que se une la flauta y desemboca en el clímax del movimiento. Hay una lamentación fúnebre (“Sehr Langsam”), muy lenta, en la que el oboe y la flauta, con acompañamiento en pizzicato mantienen esa tristeza, si bien se acaba con forma serena.

El tercer movimiento es “Las Tentaciones de San Antonio”  (Versuchung des heiligen Antonius). En la ópera inicial ya se mostraba en el sexto cuadro una escena onírica en la que Mathías Grünewald había soñado que él era San Antonio y que estaba torturado por los demonios.  Se asocia a la tabla que muestra San Antonio tentado o más bien torturado. Hay un gran recitativo dramático (Sehr Langsam, frei im Zeitmas). Más tarde, Hindemith vuelve a citar otra melodía medieval sobre una letra que compuso Santo Tomás de Aquino: Lauda, Sion, salvatorem, en lo que al final de ello, tras la marcha de las cuerdas, evocan las maderas la melodía al final de este trozo.  Un Aleluya corona ya la obra con carácter vivo y glorioso.

J. A. Z.

 

Carlos Mena, Contratenor

Nacido en Vitoria-Gasteiz (1971), se forma en la Schola Cantorum Basiliensis de Basilea, Suiza, con sus maestros R. Levitt y R. Jacobs.

Ha cantado en salas como: Konzerthaus de Viena, Teatro Colón Buenos Aires, Alice Tully Hall del MET de Nueva York, Kennedy Center de Whashintong, Suntory Hall y Opera City Hall en Tokyo, Osaka Symphony Hall, Sydney Opera House, Concert Hall de Melbourne…

Ha interpretado “Radamisto” de Händel (rol de Radamisto) en la Felsenreitschule de Salzburgo, en la Dortmund Konzerthaus, en la Musikverein de Viena y en la Concertgebouw de Ámsterdam, en producción del Festival de Salzburgo,“Orfeo” de Monteverdi (Speranza) en la Festwoche de Innsbruck y en la Staatsoper de Berlín “Il Trionfo” de Händel (rol Disinganno)  en la Grosses Festspielhaus de Salzburgo y “Europera 5” de J. Cage en el Festival de Flandes, Oberon en “A Midsummer Night’s Dream” de Britten en el Teatro Real de Madrid, Ascanio de “Ascanio in Alba” de Mozart en el Barbican Center de Londres, “Viaje a Simorgh” de Sanchez-Verdú en el Teatro Real de Madrid y Apollo en “Death in Venice” de Britten en el Liceu de Barcelona.

Sus recitales grabados han recibido numeroso premios como el Diapasón de Oro del año 2002,“CD Compact” 2004,“Internet Classical Award 2004”, “Editor’s Choice” de Gramophon, “10” de Repertoire, “Choc” de Le Monde o Excepcional de Scherzo.

Ha estrenado varias obras de compositores contemporáneso como “El Libro del Frío” y “Libro de las Estancias” de Sánchez-Verdú para los Festivales de León y Granada

Carlos Mena está interesado en la pedagogía Waldorf y apoya específicamente el centro Geroa Estola-Escuela Libre de Trokoniz.

Una verdadera delicatessen musical que agrupa cuatro obras de épocas bien distintas, entre las que es posible establecer múltiples relaciones. Matías el pintor, la obra maestra de Hindemith, inspirada en las pinturas del altar de Isenheim de Matthias Grünewald, comparte con Mozart una cierta idea del reformismo y con Erkoreka una visión musical de la obra de dos grandes pintores. La cantata de Bach, fuente permanente de inspiración para Hindemith, completa un programa redondo.

Info covid

Agenda de eventos

Lu
Ma
Mi
Ju
Vi
Sa
Do

Eventos relacionados

Temporada 2022-2023
06 - 07
Oct
2022
>Sonidos de Ucrania

Sonidos de Ucrania

Lugar: Palacio Euskalduna

Concierto de Apertura.

Erik Nielsen, director.
Marie-Pierre Langlamet, arpa.


ANDRÉS ISASI (1890 – 1940)

El pecado, Poema sinfónico op. 19

REINHOLD GLIÈRE (1875 – 1956)

Concierto para arpa y orquesta en Mi bemol Mayor Op. 74*

I. Allegro moderato
II. Tema con variazioni Andante
III. Allegro giocoso

Marie-Pierre Langlamet, arpa.

REINHOLD GLIÈRE (1875 – 1956)

Sinfonía nº 2 en do menor Op. 25**

I. Allegro pesante
II. Allegro giocoso
III. Andante con variazioni
IV. Allegro vivace

* Primera vez por la BOS.
** Estreno en España.

Información y entradas
Temporada 2022-2023
13 - 14
Oct
2022
>América en siete cuerdas

América en siete cuerdas

Lugar: Palacio Euskalduna

Carlos Miguel Prieto, director.
Yamandú Costa, guitarra.


ROBERTO SIERRA (1953)

Fandangos*

YAMANDÚ COSTA / Orq. de Elodie Boundy (1980)

Concerto de fronteira*

I. Fiesta
II. Coraçao de camalote
III. Contrabando

Yamandú Costa, guitarra.

ISAAC ALBENIZ / Orq. de Rafael Frühbeck (1860 – 1909)

Suite Española

I. Castilla (Seguidillas)
II. Granada (Serenata)
III. Sevilla (Sevillanas)
IV. Asturias (Leyenda)
V. Aragón (Fantasía)

EVENCIO CASTELLANOS (1915 – 1984)

FaSanta Cruz de Pacairiguá, Suite sinfónica

* Primera vez por la BOS.

Información y entradas
Temporada 2022-2023
27 - 28
Oct
2022
>Nobu y el segundo de Rachmaninov

Nobu y el segundo de Rachmaninov

Lugar: Palacio Euskalduna

A. Isasi: Zharufa, op. 12
P. Dukas: La Peri, poème dansé
S. Rachmaninov: Concierto para piano y orquesta nº 2 en do menor, op. 18

Nobuyuki Tsujii, piano
Erik Nielsen, director

De Nobuyuki Tsuji nos deslumbra su técnica, su sensibilid, en resumen su supercapacidad para la música. Y admiramos que lo haya conseguido venciendo a la cegera con otra supercapacidad: la del tesón. En realidad sólo deberíamos cerrar los ojos con él y darle las gracias por emocionarnos con su versión del Segundo de Rachmaninov. La inspiración en el exotismo oriental está detrás de los dos bellos poemas sonoros de Paul Dukas y nuestro internacional Andrés Isasi, quien ganó el 2º premio de composición del conservatorio de Malmö en 1914 con Zharufa.

Información y entradas
Temporada 2022-2023
03 - 04
Nov
2022
>Debussy y el sonido del Txistu

Debussy y el sonido del Txistu

Lugar: Palacio Euskalduna

C. Debussy: Prelude a la apres midi d’un faune
Tradicional: Zaharra
Javier Martínez: Karibu Peponi
C. Debussy: Images

Garikoitz Mendizabal, txistulari
Erik Nielsen, director

El fauno que imaginó Debussy tocando la flauta entre las ninfas sirve para introducir el sonido ancestral del txistu en la música sinfónica. De la mano de Garikotiz Mendizabal disfrutaremos tanto de la vertiente tradicional de nuestro instrumento, como del lenguaje más actual, en la pieza de Javier Martínez, inspirada en la flauta de tres agujeros que utilizan los kenianos. Otra vez Debussy, esta vez con Images, será un reto para que la orquesta muestre su sutil paleta sonora.

Información y entradas