Conciertos

TEMPORADA BOS 6

Concierto de Navidad - Abono de Iniciación


Palacio Euskalduna.   20:00 h.

G.F. Händel: Música para los Reales Fuegos Artificiales
W.A: Mozart: Exultate, Jubilate Kv 165
J.S. Bach: “Jauchzet Gott in allen Landen!“, Cantata BWV 51
M. Reger: Variaciones y fuga sobre un tema de Mozart

Olatz Saitua, soprano
Christoph Spering, director

FECHAS

  • 16 de diciembre de 2010       Palacio Euskalduna      20:00 h.
  • 17 de diciembre de 2010       Palacio Euskalduna      20:00 h.

Conoce aquí todas las ventajas de ser abonado de la BOS

Música y celebración
suelen ir en buena sintonía. Así será la que esta tarde se extienda por el patio de butacas.
 
La Música para los Reales Fuegos Artificiales inicia la fiesta sonora de hoy y sirvió, en 1749, para celebrar el Tratado de Aquisgrán que ponía fin a la guerra de Sucesión a la corona austriaca (1740-48), de la que Inglaterra no salió victoriosa. Aún así, el rey Jorge II quiso festejar la ansiada paz de manera efusiva y popular y mandó preparar una sesión de fuegos artificiales que debían ir acompañados de música. La composición de ésta le fue encargada a Georg Friedrich  Haendel (Halle, Alemania, 1685-Londres, 1759) quien tenía, de facto, el cargo oficioso de músico de la corte inglesa. Su aureola de compositor especialmente dotado para no defraudar en ocasiones semejantes y la capacidad escenográfica de su música, se pusieron también de manifiesto en el ensayo previo al acto oficial, que tuvo lugar en los jardines de Vauxhall, lugar de esparcimiento de los londinenses, hasta mediados del siglo XIX, donde podían disfrutar de conciertos y fiestas populares. En aquella ocasión, más de diez mil espectadores se agolparon en atropelladas colas para deleitarse, previo pago de dos chelines y medio, con la obra del sajón. ¡Bendita avidez de música!
En el estreno posterior, con el castillo de fuegos artificiales, la tragedia estuvo a punto de ensombrecer el acto, debido a numerosos y peligrosos fallos técnicos. Entonces la música estaba ideada para sonar en instrumentos de viento y percusión, ya que se ejecutaría al aire libre, con el estruendo de la pólvora. Con esta intención, enérgica y solemne se inicia la Obertura, en la que se alterna la majestuosidad que requería la ocasión, con un recuerdo al hecho militar, en un clima de brillantez y alegría. Pero Haendel  rehízo posteriormente la partitura, incorporando la cuerda, que aporta un toque de intimismo y dulzura, sobre todo en la encantadora Bourré, que exhibe cierto gusto francés y en la sosegada La Paix, cuyo triunfo se manifiesta en el posterior regocijo expresado en La Réjouissance, como afecto humano consecuencia de la vivencia pacífica. La obra concluye con la sucesiva alternancia de dos Menuets delicado uno en las voces de la cuerda y el viento madera y más solemne el otro al que se incorpora el viento metal. No lejos del lugar de estos acontecimientos, en la Abadía de Westminster, descansa el más inglés de los compositores alemanes.
 
Y exultantes y jubilosos, seguimos el hilo de la celebración, ya que Wolfgang Amadeus Mozart (Salzburgo, 1756-Viena, 1791) convierte el alborozo en música en el motete Exultate, Jubilate KV 165, que escribió en Milán en 1773 pensando, como siempre lo hacía, en proporcionar a una voz concreta la posibilidad de lucimiento y brillo. En este caso el receptor de la composición fue el prestigioso castrato Venancio Rauzzini, admirado por Mozart por su capacidad vocal y musical (era también compositor) y verdadero ídolo de su tiempo, que participó en el estreno en el Teatro Regio Ducal, el año anterior, de la ópera Lucio Silla del jovencísimo Mozart. En la actualidad esta composición para orquesta y voz solista se interpreta habitualmente por sopranos.
La escritura de esta breve partitura religiosa tiene mucho en común con las arias de ópera de Mozart, en las que el valor de la instrumentación supera el mero acompañamiento de lo vocal, para realzar el significado del texto y su expresión más profunda. Utiliza igualmente recursos concertantes para dar empaste al discurso, consiguiendo coherencia musical en la perfecta conjunción de la voz con la orquesta: encanto y gozo en el Allegro inicial, breve Recitativo para exponer la esperanza por la Natividad, hondo lirismo en el exquisito Andante y, prácticamente sin interrupción, la voz ilumina el exultante Aleluya, en un juego de júbilo y coloratura, que resulta brillante broche para cerrar la feliz composición.
 
Y la intensidad emocional continua vertebrando el concierto y se manifiesta gracias a la brillante técnica y el profundo simbolismo de que hizo gala Juan Sebastian Bach (Eisenach, 1685-Leipzig, 1750) en las cantatas religiosas que escribió a partir de 1723.
La Cantata BWV 51 Jauchzet Gott in allen landen / Alabad a Dios en toda la Tierra fue estrenada en 1730 en Leipzig y está indicada, según el calendario litúrgico luterano,  para el decimoquinto domingo después de la Trinidad. Sin embargo se puede interpretar en otras ocasiones, ya que el texto no alude a ninguna conmemoración particular y sólo pretende elevar un canto de loa y regocijo. El libreto es probablemente del propio compositor y está basado en distintos textos sagrados.
Se trata de una cantata a solo, con intención retórica y didáctica, lo cual era muy frecuente en este tipo de composiciones. En este caso texto y música están divididos en cinco secciones. El Aria inicial, en la que comparten radiante protagonismo soprano y trompeta, es un alarde de virtuosismo y “rivalidad” musical, tan apreciada en el Barroco. La finalidad de este esplendor no es otra que “todo lo que existe bajo el cielo y habita sobre el mundo proclame la gloria de Dios”, ya que el uso de tantas acrobacias sonoras,  no constituye nunca en Bach un fin en sí mismo sino que está siempre al servicio de la expresividad del texto. En contraste con el alborozo de este aria, se presenta el recogimiento en oración del Recitativo que sigue, tiernamente acompañado por la cuerda al principio y por un delicado continuo después, que aporta una expresividad y un calor muy cercano al arioso, pleno de musicalidad y lirismo. Continúa la cantata con un Aria muy diferente a la primera, en la cual sólo el continuo acompaña a la soprano. Con su ritmo de siciliana, tiene un carácter más privado y fervoroso, ya que se dirige más a la cercanía del Padre que a la Majestad Divina, al solicitar que el “paternal afecto sirva de guía a nuestras almas”. La delicadeza en la coloratura y la intimidad de la textura humaniza la solicitud de “favores sobre nosotros cada día”. Sigue, contraponiéndose al discurso anterior, un arreglo de Coral, de rico entramado contrapuntístico a cuatro voces, para dos violines, continuo y soprano que solicita “que en nosotros florezca todo aquello que nos ha sido prometido”.  De esta manera van “floreciendo”, en permanente fuga, los motivos musicales en cada una de las voces. Y como final glorioso, el vigoroso Aleluya, al que se incorpora la trompeta, en este apogeo concertante.
 
 
Y las Musas se despiden hoy con una obra peculiar, que ha sobrevivido a la paradoja de haber contribuido a crear cierto desprestigio alrededor de quien la ideó, al tiempo que  deleita a un público que gusta de escuchar la recreación sinfónica, coloreada y variada, de un discurso pianístico. Las ideas musicales de un compositor, en el idioma de otro. Las Variaciones y fuga sobre un tema de Mozart de Max Reger (Brand, Baviera, 1873- Leipzig, 1916) es una composición que reviste de color orquestal el delicioso inicio de la Sonata para piano KV 331 en La Mayor de W.A. Mozart. La imaginería sinfónica de Reger es rica e interesante debido, en gran medida, a su profundo conocimiento de la orquesta, derivado de su amplia experiencia como director. Además Reger consideró siempre que su misión era crear música siguiendo las líneas trazadas por Bach y Beethoven, prestando además atención, más tardíamente, a Mozart.
Su lenguaje es cromático y siente especial predilección por la variación en base a una idea musical. En cuanto a su escritura, maneja con facilidad la técnica del contrapunto y los colores instrumentales son nítidos y van entrelazándose en un discurso de voces autónomas pero interrelacionadas.
Romántico Mozart, renacido en 1914, bajo el prisma de Reger.
 
Disfruten la celebración y que 2011 sea para todos saludable, gozoso y musical.
 
 
Mercedes Albaina
 
 

Exsultate, jubilate
 
Exsultate, jubílate
vos animae beatae,
dulcia cantica canendo:
cantui vestro respondendo
psallant aethera cum me.
 
Fulget amica dies,
jam fugere et nubila et procellae
exortus est justis inexspectata quies.
Undique obscura regnabat nox,
surgite tandem laeti
qui timuistis adhuc,
et jucundi aurorarae fortunatae
frondes dextera plena
et lilia date.
 
Tu virginum corona
tu nobis pacem dona
tu consolare affectus
unde suspirat cor.
 
Alleluia.
 
 
Regocijaos, alegraos
 
Regocijaos, alegraos,
oh vosotras, almas bienaventuradas,
cantando dulces cánticos.
En respuesta a vuestos cantos
¡que canten conmigo los cielos!
 
Brilla amistoso el día.
Ya han huido nubes y tormentas.
Ha sobrevenido una inesperada calma al justo.
Reinaba por doquier la oscuridad de la noche.
Alzaos felices, por fin,
vosotros que temíais hasta ahora,
regocijándoos en la venturosa aurora.
Con vuestras diestras llenas,
guirnaldas y lirios ofreced.
 
Corona de las vírgenes,
danos tú paz,
consuela tú los afectos
por los que suspira el corazón.
 
Aleluya
 
 
 
“Jauchzet Gott in allen Landen!
 
 
1.Arie
Jauchzet Gott in allen Landen!
Was der Himmel und die Welt
An Geschöpfen in sich hält,
Müsse dessen Ruhm erhöhen
Und wir wollen unserm Gott
Gleichfalls jetzt ein Opfer bringen,
DaB er uns in Kreuz un Not!
Allezeit hat beigestanden.
 
2.Rezitativ
Wir beten zu dem Tempel an,
Da Gottes Ehre wohnet,
Da dessen Treu’
so täglich neu
Mit lauter Segen lohnet.
Wir preisen, was er an uns hat getan.
MuB gleich der schwache Mund
Von seinen Wundern lallen,
So kann ein schlechtes Lob ihm
dennoch wohlgefallen.
 
3.Arie
Höchster, mache deine Güte
Ferner alle Mongen neu.
So soll für die Vatertreu’
Auch ein dankbares Germüte
Durch ein frommes Leben weisen,
DaB wir deine Kinder HeiBen.
 
4.Arie
Sei Lob un Preis mit Ehren
Gott Vater, sohn, Heiligen Geist!
Der woll’ in uns vermehren,
Was er uns aus Gnaden verheiBt,
DaB wir ihm fest vertrauen,
Gänzlich uns lass’n auf ihn,
Von Herzen auf ihn bauen,
DaB uns’r Herz, Mut und Sinn
Ihm festiglich anhangen;
Drauf singen wir zur Stund:
Amen! Wir verdn ‘s erlangen,
Glaub’n wir aus Herzens Grund
 
Alleluja!
 
 
 
 
 
Alabad a Dios en todas partes
 
1.Aria
Alabad a Dios en todas partes.
Que todo lo que existe bajo el cielo
y habita sobre el mundo
proclame su gloria.
Alabad a Dios
y ofrecedle ofrendas,
por habernos librado
de todo mal.
 
2.Recitativo
Oremos en el templo
que acoge a Dios.
Que su fidelidad,
diariamente renovada, nos bendiga.
Ensalcemos lo que ha hecho por nosotros.
Si nuestras voces no saben
alabar sus milagros,
que al menos nuestro
humilde canto
llegue a Él.
 
3.Aria
Omnipotente, derrama tus favores
sobre nosotros cada día.
Que tu paternal afecto
sirva de guía a nuestras almas
en el camino recto,
y merezcamos llamarnos hijos tuyos.
 
4. Aria
¡Alabad con todos los honores a
Dios Padre, Hijo y Espíritu Santo!
Que en nosotros florezca
todo aquello que nos ha sido prometido.
Encomendémonos a Él,
abandonémonos en sus manos,
confiemos en su corazón.
Que todos nuestros sentidos
le permanezcan fieles.
Digamos en esta hora: ¿Amén!
Nuestras almas confían plenamente
en alcanzar su gracia.
 
¿Aleluya!
 
 
Olatz Saitua, soprano
 
Nacida en Bilbao estudió Canto y Guitarra en el Conservatorio de su ciudad (MºAsunción Inda). Continuó su formación primero con Carlo Bergonzi en la Academia Chigiana de Siena y Busseto y después con Wilma Lipp en el Mozarteum de Salzburgo becada por la Diputación Foral de Bizkaia . Fue premiada en los concursos de canto de Bilbao, Logroño, Irun y Belvedere de Viena y debutó en Italia (Viareggio, Cosenza, Siena, Florencia  )  Pasó a formar parte de los elencos estables del Landestheater de Salzburgo y Aalto Theater de Essen – Mº Stefan Soltesz – En este último teatro incorporó durante nueve temporadas numerosos roles: Susanna, Despina, Blonde, Nannetta, Oscar, Gilda, Rosina, Adele, Olympia, Soeur Constance, Marzelline, Gretel, Tytania, Musetta… Ha cantado en las temporadas de ópera de las ciudades de Barcelona (Susanna, Barbarina, Zerlina, Amore, Papagena, Princesse, Trujamán, Tebaldo, Crobyle…), Madrid, Bilbao, Oviedo, La Coruña. Córdoba, Heidelberg, Klagenfurt, Jesi, Donostia. También ha  actuado con numerosas Orquestas Sinfónicas españolas (ONE, RTVE  Bilbao, Euskadi, Granada, Tenerife, Galicia, Principado de Asturias, Oviedo, Castilla-La Mancha, Real Philarmonia, Dresdener Simphoniker, della Toscana) bajo la dirección de maestros como Salonen, Plasson, Mena, Pons, Victor Pablo, Morandi, Ranzani, Creed, Frühbeck de Burgos, Zedda, De Billy, Bickett, Varga, Andrew Davis,Orozco…
 
 
Christoph Spering, director
 
 
El director alemán Christoph Spering es uno de los expertos  internacional de música clásica, innovando en repertorios y en la manera de presentarlos.
 
El repertorio de las épocas clásica y romántica es el centro de interés de Christoph Spering. Fue uno de los primeros directores en usar instrumentos históricos en obras del siglo XVIII y XIX. Su éxito internacional clave fue la presentación de la versión de Mendelssohn de la Pasión según San Mateo de J.S. Bach – descubierta por el mismo Spering – en el teatro de Champs-Elysees en París.
 
Christoph Spering ha trabajado, entre otras,  con las orquestas de Granada, Oslo, Antwerpen, Lille y Vilnius. También ha sido invitado por varios teatros de ópera en Alemania, Italia e Israel para impartir sus conocimientos en la interpretación histórica.
 
En la Filarmónica de Essen, Christoph Spering,  ha sido el primer director en realizar una serie con  todas la sinfonías de Beethoven con una orquesta que usa instrumentos históricos (Das Neue Orchester).
 
Como resultado de los proyectos originales de Christoph Spering se han editado más de 30 discos con opus 111/Naïve, Capriccio y CPO, varios de ellos premiados por la crítica internacional.
 

ABONO 6 / 2010-2011

Abrimos nuestro programa de abono nº 6 con la Música para los reales fuegos de artificio HWV 351 compuesta por Georg Friedrich Händel que fue interpretada por primera vez por nuestra orquesta el 14 de agosto de 1958 en el Teatro Buenos Aires bajo la dirección del Maestro Toldrá. Desde entonces la hemos interpretado en otras 3 ocasiones, siendo la última el 28 de junio de 1997 en la pérgola del parque de Doña Casilda bajo la dirección de Gorka Sierra. En esta ocasión utilizaremos la Edición de Hans Ferdinan Redlich publicada por la editorial Baerenreiter (www.baerenreiter.com).

A continuación, escucharemos el Motete para Soprano y orquesta “Exsultate, jubílate” Kv 165 (158ª) de Wolfgang Amadeus Mozart. Interpretado por primera vez el 17 de agosto de 1945 bajo la dirección de Jesús Arámbarri y con la soprano Victoria de los Ángeles, lo hemos podido escuchar en 18 ocasiones siendo la última vez los días 17 y 18 de diciembre de 1998 en el Teatro Arriaga, bajo la dirección del entonces Director Titular de la BOS Theo Alcantara y con la soprano Olatz Saitua, quién nos acompañará de nuevo en esta ocasión. Emplearemos la edición de Christian Rudolf Riedel para la editorial Breitkopf & Härtel (www.breitkopf.de).

En tercer lugar escucharemos la Cantata No. 51 “Jauchzet Gott in allen Landen” BWV 51 de Johann Sebastian Bach compuesta para el 15º domingo después de la Trinidad. Esta obra sólo ha sido interpretada en una ocasión por la BOS, el 28 de marzo de 1956 bajo la dirección de Jesús Arámbarri y con la soprano Mattiwild Dobbs. Emplearemos la edición de Wilhelm Rust para la editorial para la editorial Breitkopf & Härtel (www.breitkopf.de).

Finalmente escucharemos las Variaciones y Fuga sobre un tema de Mozart para Orquesta Op. 132 de Max Reger. Esta obra fue interpretada por primera vez el 4 de febrero de 1962 bajo la dirección de Rafael Frühbeck de Burgos en el concierto homenaje al que fuera su profesor y concertino de nuestra orquesta Sixto Osorio. Emplaremos la edición de Bruno Weil para la editorial Breitkopf & Härtel (www.breitkopf.de).

A continuación les recomendamos una serie de grabaciones comerciales de las obras de nuestro programa. Todas ellas pueden adquirirse o escucharse a través de internet siguiendo los enlaces señalados:

G.F. Händel: Música para los reales fuegos de artificio HWV 351

Orpheus Chamber Orchestra

Deutsche Grammophon  B000001GG0 http://www.amazon.co.uk/Handel-Music-Royal-Fireworks-Water/dp/B000001GG0/ref=sr_1_11?s=music&ie=UTF8&qid=1291976913&sr=1-11

http://open.spotify.com/album/5e6wlVukHUoM3wNZ1Sl06Z

W.A.Mozart: Motete para Soprano y orquesta “Exsultate, jubílate” Kv 165 (158ª)

Sir Neville Marriner – Ileana Cotrubas – Academy of St Martin in the Fields

DECCA  B000004236

http://www.amazon.co.uk/Mozart-Requiem-etc-Wolfgang-Amadeus/dp/B000004236/ref=sr_1_3?s=music&ie=UTF8&qid=1291977186&sr=1-3

J.S. Bach: Cantata No. 51 “Jauchzet Gott in allen Landen” BWV 51

Karl Richter – Maria Stader – Munich Bach Orchestra

Deutsche Grammophon  B000024ZAZ

http://www.amazon.co.uk/J-S-Bach-Famous-Cantatas-Karl-Richter/dp/B000024ZAZ/ref=sr_1_1?s=music&ie=UTF8&qid=1291977382&sr=1-1

http://open.spotify.com/album/5BDHKihRMt5jnZneAN6RR2

M. Reger: Variaciones y Fuga sobre un tema de Mozart para Orquesta Op. 132

 

 

Info covid

Agenda de eventos

Lu
Ma
Mi
Ju
Vi
Sa
Do

Eventos relacionados

Temporada 2021-2022
09 - 10
Jun
2022
>Achúcarro y los Cuadros de una exposición

Achúcarro y los Cuadros de una exposición

Lugar: Palacio Euskalduna

A. Holmès: Andromède, poema sinfónico
C. Franck: Variaciones sinfónicas para piano
y orquesta

M. Mussorsky/ M. Ravel: Cuadros de una
exposición

Joaquín Achúcarro, piano
Giancarlo Guerrero, director

Información y entradas
Temporada 2021-2022
21 - 24 - 27 - 28 - 30
May
2022
>Madama Butterfly

Madama Butterfly

Lugar: Palacio Euskalduna

Giacomo Puccini

Representaciones

  • Sábado 21 de Mayo de 2022 19:00h
  • Martes 24 de Mayo de 2022 19:30h
  • Viernes 27 de Mayo de 2022 19:30h
  • Sábado 28 de Mayo de 2022 19:00h (*OB)
  • Lunes 30 de Mayo de 2022 19:30h

*OB: Opera Berri

Patrocina:

FICHA

  • Cio-Cio San: Maria Agresta*
  • Cio-Cio San BERRI: Carmen Solís
  • Pinkerton: Sergio Escobar
  • Pinkerton BERRI: Javier Tomé
  • Suzuki: Carmen Artaza*
  • Sharpless: Damián del Castillo
  • Goro: Jorge Rodríguez-Norton
  • Kate Pinkerton: Marta Ubieta
  • Yamadori y Comisario: Jose Manuel Día
  • Tío Bonzo: Fernando Latorre
  • Oficial del registro: Javier Campo**
  • Yakuside: Gexan Etxabe
  • La madre de Cio-Cio San: Eider Torrijos**
  • La tía de Cio-Cio San: Leyre Mesa**
  • La prima de Cio-Cio San Olga Revuelta**
  • Bilbao Orkestra Sinfonikoa
  • Coro de Ópera de Bilbao: Director Boris Dujin
  • Director musical: Henrik Nánási*
  • Director de escena: Stefano Monti
  • Coproducción Teatro Comunale di Modena / Teatro Municipale di Piacenza

*Debuta en ABAO Bilbao Opera
**Coro de Ópera de Bilbao

MÁS INFORMACIÓN

Benjamin Franklin Pinkerton, un oficial de la Armada de Estados Unidos, inspecciona una casita en una colina cercana a Nagasaki desde la que se ve el puerto. Va a alquilársela a Goro, un servicial casamentero. Junto con la casa recibe también a tres criados y a una geisha como mujer, cuyo nombre es Cio-Cio San, pero que es conocida como Butterfly. El alquiler, según la costumbre japonesa, es por una duración de 999 años, susceptible de ser renovado todos los meses. El cónsul estadounidense, Sharpless, llega jadeante después de haber subido la colina. Pinkerton describe su filosofía del yanqui indómito que recorre el mundo en busca de experiencias y placeres. No está seguro de si sus sentimientos por la joven japonesa son realmente amor o simplemente un capricho, pero su intención es seguir adelante y celebrar la ceremonia nupcial. Sharpless le advierte de que es posible que la muchacha tenga una visión diferente del matrimonio, pero Pinkerton hace caso omiso de sus preocupaciones y le dice que algún día tendrá una verdadera esposa estadounidense. Ofrece al cónsul güisqui y propone un brindis.

Llega Butterfly con sus amigos para la ceremonia. En una conversación casual tras la presentación formal, la muchacha admite que tiene tan solo quince años y explica que su familia fue importante en otro tiempo, pero que luego perdió su posición desahogada, por lo que no le ha quedado más remedio que ganarse la vida como geisha. Llegan sus familiares y hablan sobre la celebración de un matrimonio tan desigual. Cio-Cio San enseña a Pinkerton sus exiguas posesiones y le confiesa que ha estado en la misión cristiana y que tiene la intención de convertirse a la religión de su marido. El comisionado imperial lee el contrato matrimonial y los parientes felicitan a la pareja. De repente, se oye desde lejos una voz amenazadora: es el bonzo, el tío de Butterfly, un sacerdote. Maldice a la muchacha por haber ido a la misión y por renunciar a su religión ancestral. Pinkerton les ordena a todos que se vayan e intenta consolar a Butterfly con palabras dulces. Suzuki le ayuda a ponerse el kimono nupcial antes de que la pareja se reúna en el jardín, donde se dejan llevar por la pasión.

Cuando comienza el Acto II han transcurrido tres años y Cio-Cio San está esperando el regreso de su marido a casa. Suzuki implora ayuda a los dioses, pero Butterfly le reprende por creer en los dioses japoneses en vez de en la promesa de Pinkerton de que un día regresaría. Aparece Sharpless con una carta de Pinkerton, pero antes de que pueda leerla a Butterfly, aparece Goro con el último pretendiente de la joven, el acaudalado príncipe Yamadori. Butterfly sirve amablemente té a los invitados, pero insiste en que no está disponible para contraer matrimonio: su marido estadounidense no la ha dejado y le dio palabra de que un día regresaría. Pide a Goro y Yamadori que se vayan. Sharpless intenta leer la carta de Pinkerton y sugiere a Butterfly que quizá debería reconsiderar la oferta de Yamadori. Como respuesta, ella le muestra al cónsul el hijo que ha tenido con Pinkerton. Dice que su nombre es “Pesar”, pero que cuando regrese su padre se llamará “Dicha”. Sharpless está demasiado hundido para seguir leyéndole el contenido de la carta. Se va prometiéndole que informará a Pinkerton sobre la existencia de su hijo. Un cañonazo en el puerto anuncia la llegada de un barco. Butterfly y Suzuki leen su nombre desde la terraza: es el de Pinkerton. Radiante de alegría, Butterfly se une a Suzuki para decorar la casa con flores. Cae la noche y Butterfly, Suzuki y el niño emprenden una vigilia sin apartar la vista del puerto.

Amanece y Suzuki insiste en que Butterfly intente dormir un poco. Butterfly mete al niño en la casa. Aparece Sharpless con Pinkerton y Kate, la nueva mujer de Pinkerton. Suzuki se da cuenta de quién es la mujer estadounidense y se muestra de acuerdo en ayudar a comunicar la noticia a Butterfly. A Pinkerton le invade la sensación de culpa y se retira un poco para recordar los días pasados en la casa. Cio-Cio San entra apresuradamente confiando en encontrar a Pinkerton, pero es a Kate a quien ve en su lugar. Comprendiendo la situación, se muestra de acuerdo en renunciar a su hijo, pero insiste en que sea Pinkerton quien vuelva a por él. Tras echar a todo el mundo, Butterfly saca la daga con la que su padre se había suicidado, pues prefiere morir con honor que vivir con vergüenza. Se detiene por un instante cuando entra el niño inesperadamente, pero Butterfly lo saca al jardín y ella se retira detrás de una cortina. Cuando llega Pinkerton, pronunciando su nombre, la joven se clava la daga.

Ver más
Temporada 2022-2023
18
Jun
2022
>Concierto para dos Aniversarios Bilbao Orkestra Sinfonikoa & Guggenheim Bilbao

Concierto para dos Aniversarios Bilbao Orkestra Sinfonikoa & Guggenheim Bilbao

Lugar: Guggenheim Bilbao

Coincidiendo con el centenario de la BOS el Museo Guggenheim Bilbao celebra su 25º Aniversario. En esta doble celebración, el Museo será el escenario de un gran concierto de la BOS abierto a la ciudadanía cuyo programa incluirá “Cuadros de una exposición”, la obra con la que Modest Mussorgsky rindió homenaje a su amigo Viktor Hartmann, con ocasión de la exhibición de algunas de sus obras tras su fallecimiento. La pieza representa un recorrido de cuadro en cuadro, en un estilo musical de fuerte carácter descriptivo. Compuesta originalmente para piano, la música fue “coloreada” por Maurice Ravel con una brillante orquestación. Junto a este gran clásico, en este concierto se recuperará el poema sinfónico, de lenguaje denso y poderoso, “Andrómeda”, de Augusta Holmès, compositora francesa injustamente tratada por la historia, al igual que muchas de sus colegas. Una gran oportunidad para celebrar la amistad y el diálogo entre las artes.

Patrocina:

Localización : Atrio
Punto de venta : Taquilla y Web
Duración : 60
Más información : Aforo limitado y uso responsable de mascarilla.
Se ruega puntualidad. No se podrá acceder al Atrio una vez iniciada la actividad.

Web: Guggenheim

Ver más