Conciertos

TEMPORADA BOS 7

La Creación


Palacio Euskalduna.   20:00 h.

F.J. Haydn: La Creación

Raquel Lojendio, sopranoa/soprano
Agustín Prunell-Friend, tenorra/tenor
Josep Miquel Ramón, baxua/bajo
Coro Andra Mari de Errenteria (zuzendaria/director, J.M. Tife)
Antoni Ros Marbá, zuzendaria/director

FECHAS

  • 17 de diciembre de 2009       Palacio Euskalduna      20:00 h.
  • 18 de diciembre de 2009       Palacio Euskalduna      20:00 h.

Conoce aquí todas las ventajas de ser abonado de la BOS

La  Creación
Fue el empresario Johann Peter Salomon quien sugirió a Joseph Haydn que compusiera la historia de la Creación divina en un gran oratorio, con un texto de T. Linley.  Haydn había marchado por primera vez a Inglaterra, en 1791, pero aún no sabía bien el lenguaje inglés. Eso sí, escuchó allá oratorios de Händel. Se dice que el músico no estaba muy convencido con el texto en idioma inglés para La Creación (Die Schöpfung y The Creation) y se cuenta que en cuanto volvió él a Viena el barón Freiherr van Swieten le declaró: “Haydn, nosotros querríamos comprender bien un oratorio suyo”. Así, Swieten le ofreció una traducción en alemán del texto inglés. Se dice gracias a ello que Haydn entonces estuvo escribiendo el oratorio en dos años. Por ejemplo, se ha escrito acerca de la labor de esta obra que el compositor y organista J. G. Albrechtsberger escribió a su discípulo Beethoven que Haydn le había comentado que estaba trabajando sobre un gran oratorio denominado Die  Schöpfung. Lo cierto es que, después de vivir bastantes años con los príncipes Esterházy, una familia húngara que se dice que era con dinero y poder en su época y que gustaba dar impulso a la música clásica. Pero al morir en 1790 Nicolás Esterházy, su sucesor no tenía apenas ningún interés por la música por lo que despidió a la orquesta de su palacio así como jubiló a Haydn. Con tal motivo, aceptó la oferta del ya citado  J. P. Salomon, empresario musical alemán que vivía en Londres, para viajar a Inglaterra y dirigir sus nuevas sinfonías con una gran orquesta. Fue Haydn a Londres entre enero de 1791 a julio de 1792  para dirigir sus nuevas sinfonías con una gran orquesta así como luego volvería al país británico, de febrero de 1794 hasta agosto de 1795. Tras marchar de lo de Esterházy había decidió el músico vivir en sus últimos años en Viena, donde comenzó a componer misas y dos grandes oratorios como son ésta La Creación y luego Las Estaciones (1801), este último basado en el poema del escocés James Thomson.
Sobre  La Creación, su primera audición se realizaría en el domicilio del príncipe austríaco Karl Philipp zu Schwarzenberg el 30 de abril de 1798 y la primera ejecución pública tuvo lugar luego el 19 de marzo de 1799 en el Burgtheater (Teatro Real), donde se dice que dirigió a 400 músicos, obteniendo un inmenso éxito. Luego, la primera edición de esta obra sería hecha en París, en febrero de 1800. Se publicó en alemán e inglés. Acerca de la obra autógrafa, se dice que se desaparecería en la venta de la biblioteca musical de la herencia del barón Van Swieten en 1804. Pero se ha mantenido la escritura de la obra y en la actualidad se posee por ejemplo la importancia de la edición realizada por Mandyczewski para la editorial Breitkopf & Härtel, de 1924.
Como explica el reconocido biógrafo haydiniano Marc Vignal, el libreto original inglés estaba inspirado esencialmente en la Biblia (en el Génesis y los Salmos) y también en parte de la obra El Paraíso perdido de Milton. Se dice que en su traducción y adaptación Van Swieten le siguió tanto por la estructura global como por la selección y el ritmo de las palabras y los sesgos de las frases.
Como se sabe, los textos en las tres partes de este oratorio están consagrados respectivamente a los elementos, a los animales y al hombre, en el paraíso terrestre.  El tema discurre en los seis días de la creación y se comenta que en el séptimo el creador Dios descansó. Los solistas de la obra  personifican a los arcángeles Gabriel (soprano), Uriel (tenor) y Raphael (bajo) y luego en la tercera parte aparecen dos humanos: Adan (bajo) y Eva (soprano). Como indica el ya citado Marc Vignal, ellos poseen un reparto en cierta suerte de  la función del texto (recitado) del antiguo oratorio italiano Il Ritorno di Tobia, donde los solistas estaban siempre como personajes activos. También dice que en la actualidad La Creación se ejecuta con cinco solistas, pero que en el tiempo de Haydn no interpretaban más que tres solistas.
La tonalidad principal es en Do (mayor y menor), pero la obra se termina en si bemol. La primera parte es firmemente en Do, en su inicio (“Chaos”) en do menor, pero luego en Do mayor ya en “Und es Ward Licht” y para acabar con el coro y solistas, etc. Luego hay otros momentos en do menor, etc. así como  el Hombre hará en Si bemol, el último coro será en do y el último dúo de Adán y Eva en Mi bemol.
Este oratorio mantiene una gran sensibilidad en sus partes. La primera parte se inicia con la Introducción “La representación del Caos”, un largo en do menor a 2/2. Este “Caos” se abre con una unidad fuerte de la nota do con todos los instrumentos: 2 flautas, 2 oboes, 2 clarinetes, 2 bajos, contrabajos, 2 cornos, 2 trompetas, 3 trombones, timbales y cuerdas. Tras los 58 compases orquestales comienza el recitativo de Rafael y luego llega el coro, tras lo que el tenor Uriel finaliza esta Introducción con recitativo.
El segundo número es un aria con coro, en Andante, en La mayor, que luego sigue con un Allegro moderato, en el que interpreta también el coro, con Uriel. Tras ello, viene un recitativo de Rafael, que tras su primera frase sigue con un Allegro assai. El n. 4 es un solo de Gabriel con el coro, en Allegro. Los n. 5 y 6 pertenecen a Rafael, con un recitativo y luego con un aria en Allegro assai, de cierta longitud. Tras esto, dos números, 7 y 8, de Gabriel, recitativo y aria, ésta en Andante. El 9 es un breve recitativo de Uriel y el 10 es un Vivace para el coro. Llegan luego dos recitativos de Uriel, números 11 y 12. Tras ello con los solistas Gabriel, Uriel y Rafael junto con el coro bien el n. 13, de bastante extensión que inicia con un Allegro y sigue luego con el Piú Allegro, y se concluye con ello la primera parte del oratorio.
Comienza la segunda parte con un recitativo y un aria en moderato, de Gabriel. Tras ello el n. 16 y 17, dos recitativos de Rafael. Llega el n. 18 con un terceto en moderato por Gabriel, Uriel y Rafael.  Y seguirá este terceto solista con el coro en Vivace, n. 19. A continuación dos recitativos de Rafael, en diversos movimientos, tras lo que vendrá un aria, en Maestoso n. 22, de este personaje. Después, recitativo y aria en andante de Uriel (23 y 24). Tras un breve recitativo de Rafael llega el coro, en n. 26, en Vivace. El siguiente número es un terceto con estos tres solistas, tras lo que luego es el coro, en Vivace, n. 28, que finaliza esta segunda parte.
En la tercera parte se inicia en Largo un recitativo por Uriel, tras viene luego un duetto con Eva y Adán y el coro, n. 30, en Adagio, que resulta una parte de las más largas de este oratorio. Tras ello viene el recitativo  de Adam y el dueto de éste y de Eva, que comienza en Adagio y finaliza en Allegro. Tras ello es el breve n. 33, recitativo de Uriel, tras lo que llega el denominado “Schlubchor (mit Soli), coro y solistas, con comienzo en Andante y luego continuando en Allegro. Es el final del oratorio.
Se han hecho muchos comentarios sobre esta obra haydiniana. Por ejemplo, la profesora musical bonaerense Patricia C. Pouchulu ha escrito sobre La Creación que se trata de una “obra sintetizadora en cuanto al espíritu de la época y en lo que se refiere al arte musical propiamente dicho, marca al mismo tiempo un deseo de perfección en la forma, a través del equilibrio y de la belleza que se aprecia claramente en los pasajes sinfónico-corales y de conjunto, en la construcción de cada parte de la obra así como en la arquitectura de la obra en plenitud”. Asimismo, expresa que la introducción orquestal, por ejemplo, está escrita de manera sorprendente y moderna para su época.
Otros musicólogos, por ejemplo, hablan de la introducción en Mi mayor de la tercera parte en la que la orquesta evoca bien con un color especial el amanecer del paraíso terrenal, en la que actuarán Adán y Eva.
En este año, 2009, es el bicentenario de la muerte de F. J. Haydn, quien falleció el 31 de mayo a los 77 años tras larga enfermedad. Precisamente el oratorio La Creación se ha ido programando en este año en bastantes países del mundo.
J. A. Z.

Haydn acudió a la forma del oratorio casi al final de su vida, cuando descubrió con admiración en Londres los oratorios de Haendel. A resultas de esta experiencia decidió afrontar un ambicioso libreto basado en El paraíso perdido de Milton, que dio origen a la obra que posiblemente más fama le haya reportado. Ofrecemos La Creación en nuestro concierto de Navidad, como homenaje al compositor en el bicentenario de su muerte.

Info covid

Agenda de eventos

Lu
Ma
Mi
Ju
Vi
Sa
Do

Eventos relacionados

Temporada 2021-2022
09 - 10
Jun
2022
>Achúcarro y los Cuadros de una exposición

Achúcarro y los Cuadros de una exposición

Lugar: Palacio Euskalduna

Giancarlo Guerrero, director
Joaquín Achúcarro, piano


I

AUGUSTA HOLMÈS (1847-1903)

Andromède, Poema sinfónico*

CÉSAR FRANCK (1822-1890)

Variaciones sinfónicas para piano y Orquesta.

Joaquín Achúcarro, piano

II

MODEST MUSSORGSKY (1839-1881) / MAURICE RAVEL (1875-1937)

Cuadros de una exposición.

I. Promenade – Gnomus
II. Promenade – El castillo medieval
III. Promenade – Tullerias
IV. Promenade – Bydlo
V. Baile de los polluelos dentro del cascarón
VI. Samuel Goldenberg y Schmuyle
VII. El mercado
VIII. Catacumbas (Sepulcrum Romanum)
IX. La cabaña sobre patas de gallina (o la choza de Baba-Yaga)
X. La gran puerta de Kiev

Información y entradas
Temporada 2021-2022
21 - 24 - 27 - 28 - 30
May
2022
>Madama Butterfly

Madama Butterfly

Lugar: Palacio Euskalduna

Giacomo Puccini

Representaciones

  • Sábado 21 de Mayo de 2022 19:00h
  • Martes 24 de Mayo de 2022 19:30h
  • Viernes 27 de Mayo de 2022 19:30h
  • Sábado 28 de Mayo de 2022 19:00h (*OB)
  • Lunes 30 de Mayo de 2022 19:30h

*OB: Opera Berri

Patrocina:

FICHA

  • Cio-Cio San: Maria Agresta*
  • Cio-Cio San BERRI: Carmen Solís
  • Pinkerton: Sergio Escobar
  • Pinkerton BERRI: Javier Tomé
  • Suzuki: Carmen Artaza*
  • Sharpless: Damián del Castillo
  • Goro: Jorge Rodríguez-Norton
  • Kate Pinkerton: Marta Ubieta
  • Yamadori y Comisario: Jose Manuel Día
  • Tío Bonzo: Fernando Latorre
  • Oficial del registro: Javier Campo**
  • Yakuside: Gexan Etxabe
  • La madre de Cio-Cio San: Eider Torrijos**
  • La tía de Cio-Cio San: Leyre Mesa**
  • La prima de Cio-Cio San Olga Revuelta**
  • Bilbao Orkestra Sinfonikoa
  • Coro de Ópera de Bilbao: Director Boris Dujin
  • Director musical: Henrik Nánási*
  • Director de escena: Stefano Monti
  • Coproducción Teatro Comunale di Modena / Teatro Municipale di Piacenza

*Debuta en ABAO Bilbao Opera
**Coro de Ópera de Bilbao

MÁS INFORMACIÓN

Benjamin Franklin Pinkerton, un oficial de la Armada de Estados Unidos, inspecciona una casita en una colina cercana a Nagasaki desde la que se ve el puerto. Va a alquilársela a Goro, un servicial casamentero. Junto con la casa recibe también a tres criados y a una geisha como mujer, cuyo nombre es Cio-Cio San, pero que es conocida como Butterfly. El alquiler, según la costumbre japonesa, es por una duración de 999 años, susceptible de ser renovado todos los meses. El cónsul estadounidense, Sharpless, llega jadeante después de haber subido la colina. Pinkerton describe su filosofía del yanqui indómito que recorre el mundo en busca de experiencias y placeres. No está seguro de si sus sentimientos por la joven japonesa son realmente amor o simplemente un capricho, pero su intención es seguir adelante y celebrar la ceremonia nupcial. Sharpless le advierte de que es posible que la muchacha tenga una visión diferente del matrimonio, pero Pinkerton hace caso omiso de sus preocupaciones y le dice que algún día tendrá una verdadera esposa estadounidense. Ofrece al cónsul güisqui y propone un brindis.

Llega Butterfly con sus amigos para la ceremonia. En una conversación casual tras la presentación formal, la muchacha admite que tiene tan solo quince años y explica que su familia fue importante en otro tiempo, pero que luego perdió su posición desahogada, por lo que no le ha quedado más remedio que ganarse la vida como geisha. Llegan sus familiares y hablan sobre la celebración de un matrimonio tan desigual. Cio-Cio San enseña a Pinkerton sus exiguas posesiones y le confiesa que ha estado en la misión cristiana y que tiene la intención de convertirse a la religión de su marido. El comisionado imperial lee el contrato matrimonial y los parientes felicitan a la pareja. De repente, se oye desde lejos una voz amenazadora: es el bonzo, el tío de Butterfly, un sacerdote. Maldice a la muchacha por haber ido a la misión y por renunciar a su religión ancestral. Pinkerton les ordena a todos que se vayan e intenta consolar a Butterfly con palabras dulces. Suzuki le ayuda a ponerse el kimono nupcial antes de que la pareja se reúna en el jardín, donde se dejan llevar por la pasión.

Cuando comienza el Acto II han transcurrido tres años y Cio-Cio San está esperando el regreso de su marido a casa. Suzuki implora ayuda a los dioses, pero Butterfly le reprende por creer en los dioses japoneses en vez de en la promesa de Pinkerton de que un día regresaría. Aparece Sharpless con una carta de Pinkerton, pero antes de que pueda leerla a Butterfly, aparece Goro con el último pretendiente de la joven, el acaudalado príncipe Yamadori. Butterfly sirve amablemente té a los invitados, pero insiste en que no está disponible para contraer matrimonio: su marido estadounidense no la ha dejado y le dio palabra de que un día regresaría. Pide a Goro y Yamadori que se vayan. Sharpless intenta leer la carta de Pinkerton y sugiere a Butterfly que quizá debería reconsiderar la oferta de Yamadori. Como respuesta, ella le muestra al cónsul el hijo que ha tenido con Pinkerton. Dice que su nombre es “Pesar”, pero que cuando regrese su padre se llamará “Dicha”. Sharpless está demasiado hundido para seguir leyéndole el contenido de la carta. Se va prometiéndole que informará a Pinkerton sobre la existencia de su hijo. Un cañonazo en el puerto anuncia la llegada de un barco. Butterfly y Suzuki leen su nombre desde la terraza: es el de Pinkerton. Radiante de alegría, Butterfly se une a Suzuki para decorar la casa con flores. Cae la noche y Butterfly, Suzuki y el niño emprenden una vigilia sin apartar la vista del puerto.

Amanece y Suzuki insiste en que Butterfly intente dormir un poco. Butterfly mete al niño en la casa. Aparece Sharpless con Pinkerton y Kate, la nueva mujer de Pinkerton. Suzuki se da cuenta de quién es la mujer estadounidense y se muestra de acuerdo en ayudar a comunicar la noticia a Butterfly. A Pinkerton le invade la sensación de culpa y se retira un poco para recordar los días pasados en la casa. Cio-Cio San entra apresuradamente confiando en encontrar a Pinkerton, pero es a Kate a quien ve en su lugar. Comprendiendo la situación, se muestra de acuerdo en renunciar a su hijo, pero insiste en que sea Pinkerton quien vuelva a por él. Tras echar a todo el mundo, Butterfly saca la daga con la que su padre se había suicidado, pues prefiere morir con honor que vivir con vergüenza. Se detiene por un instante cuando entra el niño inesperadamente, pero Butterfly lo saca al jardín y ella se retira detrás de una cortina. Cuando llega Pinkerton, pronunciando su nombre, la joven se clava la daga.

Ver más
Temporada 2022-2023
18
Jun
2022
>Concierto para dos Aniversarios Bilbao Orkestra Sinfonikoa & Guggenheim Bilbao

Concierto para dos Aniversarios Bilbao Orkestra Sinfonikoa & Guggenheim Bilbao

Lugar: Guggenheim Bilbao

Coincidiendo con el centenario de la BOS el Museo Guggenheim Bilbao celebra su 25º Aniversario. En esta doble celebración, el Museo será el escenario de un gran concierto de la BOS abierto a la ciudadanía cuyo programa incluirá “Cuadros de una exposición”, la obra con la que Modest Mussorgsky rindió homenaje a su amigo Viktor Hartmann, con ocasión de la exhibición de algunas de sus obras tras su fallecimiento. La pieza representa un recorrido de cuadro en cuadro, en un estilo musical de fuerte carácter descriptivo. Compuesta originalmente para piano, la música fue “coloreada” por Maurice Ravel con una brillante orquestación. Junto a este gran clásico, en este concierto se recuperará el poema sinfónico, de lenguaje denso y poderoso, “Andrómeda”, de Augusta Holmès, compositora francesa injustamente tratada por la historia, al igual que muchas de sus colegas. Una gran oportunidad para celebrar la amistad y el diálogo entre las artes.

Patrocina:

Localización : Atrio
Punto de venta : Taquilla y Web
Duración : 60
Más información : Aforo limitado y uso responsable de mascarilla.
Se ruega puntualidad. No se podrá acceder al Atrio una vez iniciada la actividad.

Web: Guggenheim

Ver más