Conciertos

Amancio Prada y el Cántico Espiritual


Palacio Euskalduna.   19:30 h.

Programa 07

Amancio Prada,  cantante
Coral Ondarreta Abesbatza (Iñaki Moreno,  director)
Víctor Pablo Pérez,  director


I

CÉSAR FRANCK (1822 – 1890)

Sinfonía en re menor

      I. Lento – Allegro non troppo
      II. Allegretto
      III. Allegro non troppo

II

AMANCIO PRADA / Orq. de Fernando Velázquez (1949)

Cántico espiritual de San Juan de la Cruz*

      Adónde te escondiste – ¡Oh bosques y espesuras! – Mil gracias derramando
      – ¡Ay, quién podrá sanarme! – Vuélvete, paloma – Entrado se ha la esposa
      – ¡Oh ninfas de Judea! – La blanca palomica – Gozémonos, amado –

Amancio Prada,  cantante
Coral Ondarreta Abesbatza (Iñaki Moreno,  director)

*Primera vez por la BOS

FECHAS

  • 16 de diciembre de 2021       Palacio Euskalduna      19:30 h. Comprar Entradas
  • 17 de diciembre de 2021       Palacio Euskalduna      19:30 h. Comprar Entradas

Conoce aquí todas las ventajas de ser abonado de la BOS

Vestidos de su hermosura

 No parece propio de quien recibe el encargo de elaborar las notas a un programa poner en la tarea demasiado de sus propias emociones; cierto sano distanciamiento permite exponer con mayor precisión y más al gusto de todos los oídos algunos datos más o menos sencillos sobre el contenido del concierto. Sin embargo, esto suele resultar difícil porque al cabo, queridos lectores, todos los que nos sentamos en este auditorio para escuchar a nuestra orquesta somos amantes de la música y es difícil escribir con desapego sobre lo que se ama.

   Y si de ordinario es difícil en esta ocasión es imposible porque este comentarista se halla hoy más implicado que nunca en el concierto, cuya segunda parte presenta la versión del Cántico espiritual, el asombroso texto de San Juan de la Cruz, que Amancio Prada (Dehesas del Bierzo, 1949) estrenó en Segovia en 1977, una obra a la que tuve el placer de dedicar muchas gratas horas de estudio hace unos años y que desde entonces he soñado con poder interpretar. 

   La generosidad y el entusiasmo de la BOS, de la Coral Ondarreta, que tengo el honor de dirigir, del Maestro Víctor Pablo Pérez y por supuesto de Amancio Prada han hecho posible esta ocasión de escuchar en Bilbao la versión sinfónica elaborada por el getxotarra Fernando Velázquez. Y esa generosidad ha sido doble, puesto que se ha tenido que reeditar después de que el inicio de la pandemia obligara a suspender el concierto, inicialmente previsto para marzo de 2020.

   Como toda gran música vocal, ésta no se puede comprender sin su texto. Por la voz de Amancio Prada han pasado muchos de los mejores poetas en lengua española y gallega. Fue en los inicios de su carrera cuando se enfrentó al enorme reto de dar cuerpo a la música callada que late en las cuarenta liras que Juan de Yepes creó y memorizó en la soledad sonora de su cautiverio en Toledo para poder escribirlas a su salida.

   Se trata de una reelaboración muy libre en lengua española de muchas de las poderosas imágenes amorosas del Cantar de los cantares, cuyo esplendor no sólo no se pierde, sino que se carga aún más de belleza; tan poderoso es a veces su poder evocador que el propio autor advirtió de que el poema podía abrirse a distintos sentidos y a diferentes modos de la experiencia amorosa (no sólo a la intención religiosa original): “Los dichos de amor es mejor dejarlos en su anchura para que cada uno de ellos se aproveche según su modo y caudal de espíritu, que abreviarlos a un sentido al que no se acomode todo paladar”,

   La música de Amancio Prada se acomoda como una segunda piel a la métrica homogénea pero llena de matices. Es de admirar el respeto con el que se aproxima a los suaves contornos de los versos; cómo acomoda las inflexiones musicales a la homogeneidad del ritmo, destacando con precisión los matices que adornan el recorrido: las asombrosas aliteraciones: un no sé qué que quedan balbuciendo, al adobado vino…; la desorientada armonía de diréis que me he perdido; les extraños giros de ¡Oh, ninfas de Judea!

 La filósofa María Zambrano, que asistió a las primeras interpretaciones del ntico en 1977 destacó esta misma idea: “Ni una sola palabra se nos pierde allí donde se nos da a conocer privilegiadamente en su milagroso presente. No se pierde en la hermosura; no se embriaga en la voz ni un instante. Música y voz no aparecen, pues, añadidas, sino extraídas del poema mismo. Nupcias de palabra y musicalidad. Y algo más inaudible, sin duda. Nupcias celebradas allí en las subidas cavernas de la piedra, al monte y al collado do mana el agua pura”.

    Es, en definitiva, música descalza, palabra con la que el cantor leonés destaca la sencillez de su acercamiento al texto, un modo de diálogo que permite hacer aflorar su sonoridad y su extraordinaria fluidez. Y junto con ello, su sentido: el relato de un viaje o de una peregrinación: la Esposa que sale en busca del Amado (como el ciervo huiste dejándome herido), la búsqueda y la plenitud del encuentro.  No es un relato lineal: su sentido, como advierte Víctor García de la Concha, no es alegórico, sino simbólico: una ruta hacia el encuentro que se deleita a su paso por las luminosas imágenes, al toque de centella, de San Juan.

   Así pues, el movimiento, la aproximación, el recorrido del alma peregrina es la primera imagen que la música debe transmitir. Por eso corre como el agua pura que mana en el poema. Un sencillo motivo compuesto por la repetición de una segunda menor descendente abre la obra y la recorre hasta el final, reapareciendo a lo largo de las nueve escenas, dispuestas de un modo casi simétrico, que componen la obra como el flujo simbólico de ese viaje tranquilo pero incansable.

   De entre ellas, es la quinta (Vuélvete, paloma) la que ocupa el centro y dota de equilibrio a toda la obra; en ella se cumple el abrazo de los amantes en la viña florecida. La voz se acopla aquí con devoción, como una corriente continua en la que se van iluminando las metáforas prodigiosas del amor cumplido que la música subraya con sutileza: nuestro lecho florido, de cuevas de leones enlazado, en púrpura tendido, de paz edificado, de mil escudos de oro coronado…

   La guitarra señala  su vez el tiempo interno de la obra con figuras arpegiadas, rasgueos o punteados que desgranan los pasos hacia el encuentro; en su discurso se cruza con lo que en la versión original del ntico era un pequeño grupo de cuerdas, transformado ahora en la orquesta y el coro, cuya función es servir de eco a la voz; hacer relumbrar todo el espacio sonoro para dotar a la música del brillo que las palabras del poeta encuentran en la naturaleza; es el amor el que ilumina a las criaturas y las transfigura:

Mil gracias derramando
Pasó por estos sotos con presura
y yéndolos mirando,
con sola su figura,
vestidos los dejó de su hermosura.
 

      Así, tiempo y espacio, peregrinación y contemplación, conviven en el tejido de la obra y se alimentan de las imágenes del texto. Poeta y músico descubren la flexibilidad del símbolo para combinar, como el amor, lo que está separado en la experiencia ordinaria: las deslumbrantes paradojas del verso: la música callada, la soledad sonora… y la expansión del tiempo ordinario por obra de la música. Por eso escuchar esta obra y releer así el Cántico espiritual es una experiencia que nos aparta de lo cotidiano y nos introduce en lo que, con otra paradoja inolvidable, Juan Ramón Jiménez llamó el instante eterno: una manifestación del poder del amor, ya sea sagrado o profano, místico o erótico (o las dos cosas), para ensanchar los límites de nuestra vida; el mensaje, al fin, que el humilde sabio carmelita dejó escrito con algunos de los versos más hermosos de nuestra lengua y que Amancio Prada ha sabido recoger, vivir, caminar y cantar.

   Precediendo muy adecuadamente al ntico, en la primera parte se yergue la monumental Sinfonía en re menor escrita entre 1886 y 1888 por César Franck y estrenada en 1889, sólo un año antes de su fallecimiento. Franck, belga de origen alemán, nacido en lo que hoy es Holanda y nacionalizado francés, reúne en su música la solidez y la capacidad de desarrollo temático propia del sinfonismo germano del siglo XIX con la sensibilidad sonora de la música francesa. Llegó a presidir la Sociedad Nacional de Música, una institución creada para la difusión de la obra de los compositores franceses. Y fue muy significativa su aportación como profesor; aunque su puesto en el Conservatorio de París era el de profesor de órgano, sus lecciones se extendieron a la composición y por sus manos pasaron grandes talentos como Vincent d’Indy, Ernest Chausson o Gabriel Pierné.

    Ocupado sobre todo como organista durante toda su vida profesional, no fue un autor muy prolífico y sólo nos dejó esta sinfonía, creada ya muy al final de su vida. Es indudablemente música romántica y de raíz germánica, a pesar de que París estaba ya viviendo la reivindicación del color y el sonido puramente franceses a través del impresionismo pictórico y musical y sus consecuencias. En ella se aprecia, sobre todo, la huella de Liszt, reconocible por ejemplo en la concisión del primer tema, que contiene, sin embargo, un germen suficientemente rico como para generar mucho material y en el modo en el que se emplea el cromatismo (por ejemplo, en ese mismo primer tema) como recurso para colorear la música y desarrollarla. Son principios ligados a la obra del maestro húngaro y particularmente a sus poemas sinfónicos.

   La sinfonía tiene una inusual estructura en tres movimientos. El scherzo que aparentemente falta entre después del movimiento lento está sin embargo oculto en el centro de éste en la forma de un pasaje más rápido y agitado que contrasta con la placidez de la melodía pastoral, expuesta por el corno inglés, con la que comienza y termina.

   Es, pues, una obra concisa, pero de gran empaque. Franck la concibe en forma cíclica, de modo que los motivos del primer y el segundo movimientos reaparecen en el último para cerrar la obra. Abunda en temas de contornos muy claros y fácilmente reconocibles que después van desenvolviendo sus posibilidades.

    Se reconoce al organista en el empleo generoso del contrapunto, así como en la búsqueda de un sonido pleno en la orquesta, bien apoyado en los registros graves, como en el pedal de un gran órgano. Es esta sonoridad muchas veces grandiosa la que le otorga su carácter poderoso, mientras que la concentración de sus elementos musicales le proporciona una gran eficacia expresiva.

   Un concierto, pues, para disfrutar de la belleza del sonido; dos obras de muy distinto tono; sonora y expansiva la primera, contenida y mística la segunda. Que lo disfruten y que la música los deje vestidos de su hermosura.

Iñaki Moreno Navarro


Amancio Prada.

Cantante

El trabajo musical de Amancio Prada (Dehesas, León, 1949) como compositor e intérprete ha tenido siempre una base literaria que, a lo largo de su discografía, ha ido conformando un recorrido antológico por la lírica peninsular, desde las Cantigas de los primeros trovadores galego-portugueses (Ss. XII y XIII), pasando por el Romancero, Juan del Enzina, Jorge Manrique, San Juan de la Cruz, Santa Teresa y Rosalía de Castro, hasta autores contemporáneos como Federico García Lorca, Juan Ramón Jiménez, María Zambrano, Álvaro Cunqueiro, Carmen Martín Gaite, Agustín García Calvo, Luis López Álvarez, Antonio Pereira y Juan Carlos Mestre.

Entre otros galardones, ha recibido la Medalla Castelao de Galicia (1995),  Premio Castilla y León de las Artes (2005), Grand Prix du Répertoire Sacem (París, 2008), Premio Tenco (San Remo, 2010) y la Medalla de Oro al Mérito en las Bellas Artes (2011), Premio da Cultura Galega (2019), Premio de Cultura de la Universidad de Sevilla (2020).

Discografía :
Vida e morte  (1974) Rosalía de Castro  (1975) Caravel de Caraveles  (1976) Cántico Espiritual  (1977) Canciones de amor y celda (1979) Lelia Doura (1980) Canciones y soliloquios (1983) De la mano del aire  (1984) Dulce vino de olvido (1985) Sonetos del Amor Oscuro (1986) A Dama e O Cabaleiro (1987) Navegando la noche (1988) Trovadores, Místicos y Románticos (1990) Emboscados (1994 Rosas a Rosalía (1997) 3 poetas en el Círculo ( 1998) De mar e terra (1999) Escrito Está (2001) Canciones del alma (2002) Sonetos y canciones de Federico García Lorca (2004) Hasta otro día, Chicho (2005) Rosalía siempre (2005) Huellas de Salamanca (2005) ZamorA (2006) Concierto de amor vivo (2007) Vida de artista. Canciones de Léo Ferré (2007) Coplas de Jorge Manrique a la muerte de su padre (2010) Del amor que quita el sueño (2011) Libre te quiero. Canciones de Agustín García Calvo. (2013) Federico García Lorca: Poeta en Galicia (2014) Resonancias de Rosalía ( 2014) La Voz Descalza de Teresa de Jesús (2015) Sonetos del amor oscuro, canciones y gacelas, de Federico García Lorca (2016) Yo con vosotros. Antonio Pereira (2017) Canciones de San Juan de la Cruz (2017) Cavalo Morto (2018) Gustavo Adolfo Bécquer (2020).


Coral Ondarreta Abesbatza.

La Coral Ondarreta Abesbatza de Las Arenas – Getxo  es una agrupación de voces mixtas  compuesta en la actualidad por 54 miembros.

Desde 2013, año en que asume la dirección Iñaki Moreno, Ondarreta adquiere una personalidad musical y artística la cual  le ha permitido afrontar, entre otros proyectos, eventos como “La Misa Criolla” junto al grupo peruano “Alturas”, (2015 – 2017) “El Messias” de Haendel o el “Requiem” de Mozart acompañando a la BOS y La Coral de Bilbao, dentro de los Conciertos Participativos promovidos por Fundación la Caixa en el Palacio Euskalduna de Bilbao.

Lleva a cabo anualmente un intenso programa de conciertos en Bizkaia y Euskadi, realizando también  actuaciones y giras por distintas ciudades de España, y por alguno de los países con más tradición musical de Europa, como Alemania, Francia, República Checa, Hungría, Malta, Italia o Bélgica.

Su repertorio abarca diferentes  géneros musicales, desde  ópera, zarzuela, oratorios, poemas sinfónicos, habaneras, sin olvidar la extraordinaria música polifónica vasca. Ha actuado en solitario, o acompañada de Orquestas de Cámara u orquestas internacionales, como la Sinfónica de Ucrania, la Sinfónica de Cracovia, la BOS o la de Cámara de San Sebastián.

Se caracteriza por la búsqueda de la calidad en todos los proyectos que emprende. Principalmente a la hora de seleccionar las piezas de su repertorio, procurando, además, aportar originalidad, con obras valiosas poco conocidas e incluso inéditas en el panorama coral.


Víctor Pablo Pérez.

Director

Víctor Pablo Pérez nace en Burgos y realiza sus estudios musicales en el Real Conservatorio de Música de Madrid y en la Hochschule für Musik de Múnich.

Señalado desde sus comienzos como uno de los grandes y precoces valores españoles en el campo de la dirección de orquesta, entre 1980 y 1988 es director artístico y titular de la Orquesta Sinfónica de Asturias  y entre 1986 y 2005 director artístico y titular de la Orquesta Sinfónica de Tenerife, agrupación que se convierte rápidamente en el gran referente  del panorama sinfónico  español.

En 1993 toma las riendas de la Orquesta Sinfónica de Galicia, labor que lleva a cabo hasta Agosto de 2013, consiguiendo en ese periodo un reconocimiento unánime por el nivel de excelencia alcanzado por el conjunto.

Sus distinciones han sido numerosas:

Premio Ojo Crítico de Radio Nacional de España (1990), Premio Ondas (1992 y 1996), Premio Nacional de Música (1995), Medalla de Oro a las Bellas Artes (1999), Director Honorario de la Orquesta Sinfónica de Tenerife (2006), Director Honorario de la Orquesta Sinfónica de Galicia (2013), Hijo Adoptivo de la ciudad de Santa Cruz de Tenerife y de la Isla de Tenerife, Medalla de Oro del Gobierno de Canarias, Académico correspondiente de las Reales Academias de Bellas Artes de San Fernando (Madrid) y Nuestra Señora del Rosario (Galicia-A Coruña).

Víctor Pablo Pérez colabora de forma habitual con el Teatro Real de Madrid, el Gran Teatre del Liceu de Barcelona, Festival Mozart de la Coruña, Festivales Internacionales de Música de Canarias, Perelada, Granada, Santander, Schleswig Holstein, Festival Bruckner de Madrid, Rossini Opera Festival, Festival de San Lorenzo del Escorial y Quincena Musical de San Sebastián. Además de dirigir habitualmente la práctica totalidad de las orquestas españolas, es llamado como director invitado por diferentes formaciones internacionales como HR-Sinfonieorchester –Frankfurt, Berliner Symphoniker, Münchner Symphoniker, Dresdner Sinfoniker, Royal Philharmonic, London Philharmonic, Orchestra del Maggio Musicale Fiorentino, Orchestra dell’Accademia Nazionale di Santa Cecilia di Roma, Orchestra Sinfonica Siciliana, Orchestra Sinfonica RAI di Roma, Orchestra Sinfonica di Milano Giuseppe Verdi, Orchestre National de Lyon,  Orchestre National du Capitole de Toulouse, Orquesta Sinfónica de Jerusalem, Orquesta Nacional de Polonia, Helsingborgs Symfoniorkester y Trondheim Symfoniorkester, Orquesta Gulbenkian de Lisboa etc.

Del mismo modo colabora con grandes solistas como C. Zimerman, G. Sokolov, A. Volodos, L. O. Andens, P. Lewis, R. Blechacz, F. P. Zimermann, J. Rachlin, L. Kavakos, A. S. Mutter, Midori, Gil Shaham, N. Zneider, S. Chang, A. Steinbacher, G. Kremer, M. Vengerov, R. Fleming, Mª Bayo, A. Arteta, N. Dessay, N. Stutzmman, E. Podles, V. Kasarova, F. Cedolins, I. Mula, P. Domingo, R. Villazón, C. Álvarez , A. Murray y M. Barrueco, entre otros.

Ha sido invitado por Centro Nacional de Difusión Musical ( CNDM ) para dirigir , en el marco del Día de la Música , el programa 9 NOVENAS ( Mahler, Bruckner , Beethoven , Schubert , Sostakowich , Dvorak , Mozart , Haydn y Garay ) con las 5 Orquestas resIdentes en Madrid( ONE , ORTVE, OSM ;ORCAM y JONDE )  en un mismo día, proyecto con el que obtuvo un rotundo y unánime  éxito.

A su vez y en su faceta de atención a los jóvenes , ha sido nombrado Director Titular y Artístico de la Joven Orquesta de Canarias , con la que recientemente ha efectuado una gran gira de conciertos por las más importantes ciudades de China que ha supuesto un auténtico espaldarazo internacional para la Orquesta Canaria.

Víctor Pablo Pérez fue nombrado en Septiembre de 2013, Director Artístico y Titular de la Orquesta y Coro de la Comunidad de Madrid, con la que ha configurado un proyecto didáctico integral de referencia en España  que da vida a tres orquestas y tres coros.

Han pasado 43 años desde que Amancio Prada prestase su voz privilegiada al poema del místico San Juan de la Cruz. Entonces la nueva creación quedó plasmada en un disco que se convirtió de culto y que el cantautor ha llevado por escenarios de todo el mundo. Hoy, gracias a la orquestación de Fernando Velázquez, lo presentamos en Navidad. A su lado, la Sinfonía en Re de César Franck, en vísperas del bicentenario del compositor en 2022.

Info covid

Agenda de eventos

Lu
Ma
Mi
Ju
Vi
Sa
Do

Eventos relacionados

Temporada 2021-2022
09 - 10
Jun
2022
>Achúcarro y los Cuadros de una exposición

Achúcarro y los Cuadros de una exposición

Lugar: Palacio Euskalduna

A. Holmès: Andromède, poema sinfónico
C. Franck: Variaciones sinfónicas para piano
y orquesta

M. Mussorsky/ M. Ravel: Cuadros de una
exposición

Joaquín Achúcarro, piano
Giancarlo Guerrero, director

Información y entradas
Temporada 2021-2022
21 - 24 - 27 - 28 - 30
May
2022
>Madama Butterfly

Madama Butterfly

Lugar: Palacio Euskalduna

Giacomo Puccini

Representaciones

  • Sábado 21 de Mayo de 2022 19:00h
  • Martes 24 de Mayo de 2022 19:30h
  • Viernes 27 de Mayo de 2022 19:30h
  • Sábado 28 de Mayo de 2022 19:00h (*OB)
  • Lunes 30 de Mayo de 2022 19:30h

*OB: Opera Berri

Patrocina:

FICHA

  • Cio-Cio San: Maria Agresta*
  • Cio-Cio San BERRI: Carmen Solís
  • Pinkerton: Sergio Escobar
  • Pinkerton BERRI: Javier Tomé
  • Suzuki: Carmen Artaza*
  • Sharpless: Damián del Castillo
  • Goro: Jorge Rodríguez-Norton
  • Kate Pinkerton: Marta Ubieta
  • Yamadori y Comisario: Jose Manuel Día
  • Tío Bonzo: Fernando Latorre
  • Oficial del registro: Javier Campo**
  • Yakuside: Gexan Etxabe
  • La madre de Cio-Cio San: Eider Torrijos**
  • La tía de Cio-Cio San: Leyre Mesa**
  • La prima de Cio-Cio San Olga Revuelta**
  • Bilbao Orkestra Sinfonikoa
  • Coro de Ópera de Bilbao: Director Boris Dujin
  • Director musical: Henrik Nánási*
  • Director de escena: Stefano Monti
  • Coproducción Teatro Comunale di Modena / Teatro Municipale di Piacenza

*Debuta en ABAO Bilbao Opera
**Coro de Ópera de Bilbao

MÁS INFORMACIÓN

Benjamin Franklin Pinkerton, un oficial de la Armada de Estados Unidos, inspecciona una casita en una colina cercana a Nagasaki desde la que se ve el puerto. Va a alquilársela a Goro, un servicial casamentero. Junto con la casa recibe también a tres criados y a una geisha como mujer, cuyo nombre es Cio-Cio San, pero que es conocida como Butterfly. El alquiler, según la costumbre japonesa, es por una duración de 999 años, susceptible de ser renovado todos los meses. El cónsul estadounidense, Sharpless, llega jadeante después de haber subido la colina. Pinkerton describe su filosofía del yanqui indómito que recorre el mundo en busca de experiencias y placeres. No está seguro de si sus sentimientos por la joven japonesa son realmente amor o simplemente un capricho, pero su intención es seguir adelante y celebrar la ceremonia nupcial. Sharpless le advierte de que es posible que la muchacha tenga una visión diferente del matrimonio, pero Pinkerton hace caso omiso de sus preocupaciones y le dice que algún día tendrá una verdadera esposa estadounidense. Ofrece al cónsul güisqui y propone un brindis.

Llega Butterfly con sus amigos para la ceremonia. En una conversación casual tras la presentación formal, la muchacha admite que tiene tan solo quince años y explica que su familia fue importante en otro tiempo, pero que luego perdió su posición desahogada, por lo que no le ha quedado más remedio que ganarse la vida como geisha. Llegan sus familiares y hablan sobre la celebración de un matrimonio tan desigual. Cio-Cio San enseña a Pinkerton sus exiguas posesiones y le confiesa que ha estado en la misión cristiana y que tiene la intención de convertirse a la religión de su marido. El comisionado imperial lee el contrato matrimonial y los parientes felicitan a la pareja. De repente, se oye desde lejos una voz amenazadora: es el bonzo, el tío de Butterfly, un sacerdote. Maldice a la muchacha por haber ido a la misión y por renunciar a su religión ancestral. Pinkerton les ordena a todos que se vayan e intenta consolar a Butterfly con palabras dulces. Suzuki le ayuda a ponerse el kimono nupcial antes de que la pareja se reúna en el jardín, donde se dejan llevar por la pasión.

Cuando comienza el Acto II han transcurrido tres años y Cio-Cio San está esperando el regreso de su marido a casa. Suzuki implora ayuda a los dioses, pero Butterfly le reprende por creer en los dioses japoneses en vez de en la promesa de Pinkerton de que un día regresaría. Aparece Sharpless con una carta de Pinkerton, pero antes de que pueda leerla a Butterfly, aparece Goro con el último pretendiente de la joven, el acaudalado príncipe Yamadori. Butterfly sirve amablemente té a los invitados, pero insiste en que no está disponible para contraer matrimonio: su marido estadounidense no la ha dejado y le dio palabra de que un día regresaría. Pide a Goro y Yamadori que se vayan. Sharpless intenta leer la carta de Pinkerton y sugiere a Butterfly que quizá debería reconsiderar la oferta de Yamadori. Como respuesta, ella le muestra al cónsul el hijo que ha tenido con Pinkerton. Dice que su nombre es “Pesar”, pero que cuando regrese su padre se llamará “Dicha”. Sharpless está demasiado hundido para seguir leyéndole el contenido de la carta. Se va prometiéndole que informará a Pinkerton sobre la existencia de su hijo. Un cañonazo en el puerto anuncia la llegada de un barco. Butterfly y Suzuki leen su nombre desde la terraza: es el de Pinkerton. Radiante de alegría, Butterfly se une a Suzuki para decorar la casa con flores. Cae la noche y Butterfly, Suzuki y el niño emprenden una vigilia sin apartar la vista del puerto.

Amanece y Suzuki insiste en que Butterfly intente dormir un poco. Butterfly mete al niño en la casa. Aparece Sharpless con Pinkerton y Kate, la nueva mujer de Pinkerton. Suzuki se da cuenta de quién es la mujer estadounidense y se muestra de acuerdo en ayudar a comunicar la noticia a Butterfly. A Pinkerton le invade la sensación de culpa y se retira un poco para recordar los días pasados en la casa. Cio-Cio San entra apresuradamente confiando en encontrar a Pinkerton, pero es a Kate a quien ve en su lugar. Comprendiendo la situación, se muestra de acuerdo en renunciar a su hijo, pero insiste en que sea Pinkerton quien vuelva a por él. Tras echar a todo el mundo, Butterfly saca la daga con la que su padre se había suicidado, pues prefiere morir con honor que vivir con vergüenza. Se detiene por un instante cuando entra el niño inesperadamente, pero Butterfly lo saca al jardín y ella se retira detrás de una cortina. Cuando llega Pinkerton, pronunciando su nombre, la joven se clava la daga.

Ver más
Temporada 2022-2023
18
Jun
2022
>Concierto para dos Aniversarios Bilbao Orkestra Sinfonikoa & Guggenheim Bilbao

Concierto para dos Aniversarios Bilbao Orkestra Sinfonikoa & Guggenheim Bilbao

Lugar: Guggenheim Bilbao

Coincidiendo con el centenario de la BOS el Museo Guggenheim Bilbao celebra su 25º Aniversario. En esta doble celebración, el Museo será el escenario de un gran concierto de la BOS abierto a la ciudadanía cuyo programa incluirá “Cuadros de una exposición”, la obra con la que Modest Mussorgsky rindió homenaje a su amigo Viktor Hartmann, con ocasión de la exhibición de algunas de sus obras tras su fallecimiento. La pieza representa un recorrido de cuadro en cuadro, en un estilo musical de fuerte carácter descriptivo. Compuesta originalmente para piano, la música fue “coloreada” por Maurice Ravel con una brillante orquestación. Junto a este gran clásico, en este concierto se recuperará el poema sinfónico, de lenguaje denso y poderoso, “Andrómeda”, de Augusta Holmès, compositora francesa injustamente tratada por la historia, al igual que muchas de sus colegas. Una gran oportunidad para celebrar la amistad y el diálogo entre las artes.

Patrocina:

Localización : Atrio
Punto de venta : Taquilla y Web
Duración : 60
Más información : Aforo limitado y uso responsable de mascarilla.
Se ruega puntualidad. No se podrá acceder al Atrio una vez iniciada la actividad.

Web: Guggenheim

Ver más