Conciertos

TEMPORADA BOS 2

Abono de iniciación


Palacio Euskalduna.   20:00 h.

W.A. Mozart: Sinfonía nº 35 en Re mayor “Haffner”, K. 385 (25’)
R. Strauss: Don Quijote, op. 35 (40’)
Antonio Meneses, violonchelo

Günter Neuhold

FECHAS

  • 08 de noviembre de 2012       Palacio Euskalduna      20:00 h.
  • 09 de noviembre de 2012       Palacio Euskalduna      20:00 h.

Conoce aquí todas las ventajas de ser abonado de la BOS

Apolo y Dionisio
 
Mozart y Strauss: dos talentos inmensos al servicio de la orquesta; dos representantes de la tradición sinfónica austro-alemana.
 
Clasicismo y Posromanticismo: dos épocas estéticas. Sinfonía y Poema sinfónico: dos géneros musicales para disfrutar esta tarde de concierto.
 
Apolo es considerado el dios de la música, en cuanto expresión de la armonía cósmica de las esferas. Es el garante del orden natural y el equilibrio, de la proporción presente en el lenguaje sonoro más formal.
 
Dionisio y su cortejo hacen exaltación de los aspectos más vitales y salvajes de la música. El desenfreno y la exageración, se ponen al servicio de un expresionismo hiperromántico, con un colorido orquestal vibrante y apoteósico.
 
Apolo hace su entrada con un anfitrión de altura: Wolfang Amadeus Mozart (Salzburgo, 1756-Viena, 1791), quien escribió todas sus sinfonías entre los nueve y los treinta y dos años de edad (también es tristemente cierto que murió unas semanas antes de cumplir los treinta y cinco). En ese lapso de tiempo, se da un desarrollo artístico de proporciones asombrosas, teniendo en cuenta su brevedad y el hecho de que parte del mismo corresponde a la edad infantil y la adolescencia del compositor.
 
La Sinfonía KV 385 en Re Mayor pertenece al grupo de aquellas que fueron compuestas tras la ruptura con el arzobispo de Salzburgo y que son, en la actualidad, las más interpretadas de su autor. Fue estrenada en Viena en Julio de 1782, en los días en que Mozart escribía a su padre solicitando formalmente permiso para casarse con Konstanze Weber (el consentimiento paterno llegó al día siguiente del enlace religioso en San Esteban de Viena). En estas mismas fechas, Mozart cosechó un éxito grande y duradero con el estreno de El rapto en el Serrallo, que contó con la asistencia del Emperador al Burgtheater y lleno total. Es este un periodo feliz en la vida de Mozart en el que, recién casado, consigue vivir de forma independiente, lejos de la tiranía y mediocridad salzburguesas del momento y sin excesivos aprietos económicos, gracias también a que había logrado introducirse como profesor en Viena. Es, además, la época de gran parte de sus magníficos conciertos para piano, que constituyen un corpus de excepcional categoría musical y gran originalidad.
 
En este contexto armonioso y feliz (con la ligera sombra de un enfriamiento en la relación con su padre), toma forma el espíritu de Apolo a través de la Sinfonía que hoy escuchamos. Fue escrita a partir de una no menos equilibrada serenata, compuesta ocho años antes para una celebración familiar en la casa de Sigmund Haffner, hijo del burgomaestre de Salzburgo. En la obra está presente el espíritu galante propio de la época, en delicado equilibrio con un empeño contrapuntístico, surgido del interés creciente de Mozart por la polifonía de Bach y Haendel. La trama orquestal se basa en una escritura que combina a la perfección la melodía acompañada, nítida y luminosa, con un entrelazado de voces, que van tejiendo un discurso pleno y convincente. Desde el punto de vista tímbrico, las maderas están al completo, aunque se sabe por la partitura autógrafa, que Mozart añadió más tarde las flautas y los clarinetes de los movimientos extremos.
 
El primer movimiento, Allegro con spirito introduce con rotundidadel vigor y la luz de la tonalidad de Re Mayor, que colorea un tema robusto y conciso, caracterizado por unos originales saltos de octava, que se va desarrollando con aire de marcha, dominando el discurso y complementándose con breves ideas algo más nostálgicas.
 
El segundo movimiento, es un Andante cálido y amable, en el que los instrumentos de viento están en permanente diálogo con las cuerdas (señal evidente del manejo de la proporción en el color orquestal). Todos los timbres interactúan en un dialogo sereno, que acompasa la pulsación de los oyentes al aliento de la música.
 
El ímpetu reaparece en el tercer movimiento, un Menuetto contundente y elegante a la vez, que no renuncia al sabor de la música cortesana de finales del siglo XVIII. Como corresponde a los cánones de la época, un Trío central trae el sosiego, aportando dulzura al discurso, hasta que los acentos nos devuelven a la idea que abría el movimiento.
 
El aire de marcha reaparece con el Presto final, en el que la mano firme de un maestro de veintiséis años exhibe una rica variedad de recursos tímbricos, melódicos y contrapuntísticos. Magnífico ejemplo sonoro de una época de plenitud artística y vital en la vida del maestro.
 
Y Dionisio y su cortejo se presentan encarnados en Don Quijote, Sancho Panza y todos los personajes que pueblan la partitura de las Variaciones fantásticas sobre un tema de carácter caballeresco de Richard Strauss (Munich, 1864- Garmisch-Baviera, 1949), que escuchamos a continuación.
 
 
Don Quijote Op 35 fue compuesta en 1897 y su estreno tuvo lugar en Marzo del año siguiente en Colonia. Es uno de los diez poemas sonoros (término que a Strauss gustaba utilizar) que el autor escribió para orquesta sinfónica y que contribuyeron a hacer del conjunto orquestal un eficaz transmisor de historias complejas, contadas sin palabras.
 
En lo que se refiere a la forma y pese a que la obra lleva el subtítulo de "variaciones", se trata, en realidad, de una serie ininterrumpida de transformaciones temáticas, en un solo movimiento, que se ponen al servicio de la narración de lo que acontece al desdichado hidalgo, a partir de una serie de episodios seleccionados de la novela. Pero también se describe, y no en menor medida, su gradual desintegración mental, su sufrimiento psicológico y su enajenación progresiva hasta la brevísima y postrera vuelta a la razón, previa a su muerte serena y dócilmente asumida, llena de ternura y humanidad.
 
En lo que respecta a la orquestación, el virtuosismo con que Strauss manipuló las posibilidades que le ofrecía una orquesta bien nutrida, asombró a sus contemporáneos y no ha dejado de seducir e impresionar a los oídos del siglo XXI, ya que su pensamiento, esencialmente orquestal, provoca la exuberancia en sus partituras, gracias a su extensa paleta de colores instrumentales y al fértil producto de sus mezclas atrevidas. En su deslumbrante estilo, las voces de todos se dejan oír con profusión, pero hay un lugar especialmente reservado para el violoncello (Don Quijote) y para la viola (Sancho Panza), que en ocasiones y siempre en función de la intención dramática, es acompañada por la tuba tenor y el clarinete bajo. Esta audaz apuesta musical, cuenta con un catálogo de efectos sonoros realistas al que deben mucho las bandas sonoras de las películas de animación. Así por ejemplo, en la Variación II, se describe casi onomatopéyicamente el balido de las ovejas que Don Quijote atacó, tomándolas por el poderoso ejército de Alifanfaron y la escritura se inclina hacia un lenguaje prácticamente atonal. En la Variación VII, una máquina de viento es incorporada y sus efectos se agregan a rápidas escalas cromáticas en los instrumentos de viento, para ilustrar el vuelo de Don Quijote y Sancho Panza (las notas más pesantes en los instrumentos graves describen que, en realidad, nunca lo consiguieron).
 
Por otro lado, el fuerte impulso basado en unidades rítmicas vigorosas y las fluctuaciones extremas en la dinámica, sirven a la intención descriptiva, creando una vibrante pintura sonora que desborda en color y fuerza las posibilidades instrumentales hasta el extremo de la espectacularidad. El tempo es asimismo flexible, adaptándose a la intencionalidad dramática de la obra.
 
En cuanto al tratamiento armónico, y aun habiendo una cierta exploración más allá de la tonalidad, Strauss no permite su desmoronamiento (algo que era inminente en aquellos años) y, a pesar del uso de una armonía fuertemente cromatizada y compleja, su lenguaje es fundamentalmente tonal. El compositor, además, no abandona la melodía como elemento de construcción del discurso y, en este sentido, es considerado uno de los últimos románticos.
 
Audacia en la propuesta y espectacularidad en la realización de un fresco imponente, espejo de la locura del personaje y de su progresivo deterioro, en el que los detalles líricos conmueven tanto como la osadía del conjunto épico. Un gran mosaico que puede ser contemplado en su imponente sonoridad o en los destellos fugaces y perfilados de tantos colores tímbricos, puestos al servicio de un argumento extramusical, novelesco, fantástico y exagerado hasta la patología. Todo ello muy del gusto de finales de siglo XIX.
 
El equilibrio de lo apolíneo frente a la dramaturgia dionisiaca y excesiva. Disfruten de ambos.
 
Mercedes Albaina 
 
 
 
 
NOTAS DE RICHARD STRAUSS PARA DON QUIXOTE
 
Introducción: “Don Quijote pierde la razón al leer novelas de caballería y decide partir él mismo en compaña”.
 
Tema: “Don Quijote, el Caballero de la Triste Figura y su escudero Sancho Panza”.
 
Variación I: “Salida a caballo de la extraña pareja bajo la bandera de Dulcinea del Toboso y aventura con los molinos de viento”.
 
Variación II: “Victorioso combate contra los ejércitos del Emperador Alifanfarón
 
Variación III: ”Diálogo entre el Caballero y su escudero; reivindicaciones, preguntas y refranes de Sancho; consejos, apaciguamientos y promesas de Don Quijote”.
 
Variación IV: “Devenir de una procesión de penitentes”.
 
Variación V: “Don Quijote vela las armas; dulces expansiones ante el pensamiento de la lejana Dulcinea”.
 
Variación VI: “Encuentro de una campesina que Sancho describe a su señor como una metamorfosis de Dulcinea”.
 
Variación VII: “Cabalgada por los aires”.
 
Variación VIII: ”Desgraciada travesía sobre la barca encantada (ritmo de barcarola)”.
 
Variación IX: “Combate contra los pretendidos magos, dos monjes benedictinos que van montados sobre sus mulas”.
 
Variación X: “Gran y singular combate contra el Caballero de la Blanca Luna. Don Quijote, abatido, se despide de las armas, decidiendo convertirse en pastor y volver a casa”.
 
Finale: “Vuelto a la cordura, Don Quijote vive sus últimos días dedicado a la contemplación; su muerte”.
 
 
 
 Antonio Meneses, biolontxeloa / violonchelo
  
Nació en Recife, Brasil. Estudió con A. Janigro en Dusseldorf y Stuttgart obteniendo primeros premios en importantes concursos.
 
Ha actuado en las principales capitales de Europa, América y Asia, con las orquestas más importantes y ha colaborado con los directores más destacados. Regularmente es invitado a los grandes Festivales de todo el mundo.
 
Ha colaborado con el Emerson Quartet y Vermeer Quartet; con pianistas como G. Wyss o M. Pressler y, actualmente, con M. J. Pires. Fue miembro del Beaux Arts Trio.
 
Ha grabado el doble Concierto para violín y chelo de Brahms, “Don Quixote” de Strauss, la obra completa para chelo y piano de Villa-Lobos, Popper, C.P.E. Bach, Schubert, Schumann, Mendelssohn y Beethoven; las 6 Suites de J.-S. Bach, los conciertos de Haydn y el “Concertino para Chelo” de Pereira. Va a grabar los conciertos de Elgar y Gál.
 
Da clases magistrales en las Escuelas más prestigiosas y es profesor en el conservatorio de Berna.
Toca un chelo de A. Gagliano (1730) o un instrumento moderno construido M. Stürtzenhofecker (2009)

 

Temporada 2012-2013 de la BOS. Guía de audición
Dos caballeros bien avenidos
Segundo concierto de Temporada (8 y 9 de noviembre de 2012)
Comenzamos nuestro segundo programa de la temporada 2012-2013 con la interpretación de la Sinfonía nº 35 en Re Mayor Kv 385 “Haffner” de Wolfgang Amadeus Mozart. Interpretamos por primera vez esta obra el 15 de octubre de 1952 en el Teatro Buenos Aires bajo la dirección del Maestro Jesús Arámbarri. Desde entonces la hemos podido escuchar en otras 17, siendo la última ocasión el día 4 de marzo de 2011 durante la celebración del festival  “Musika, música” y bajo la dirección del Maestro Günter Neuhold. Emplearemos para su interpretación la edición Urtext de la Neuen Mozart-Ausgabe preparada por Christoph-Hellmut Mahling para la editorial Bärenreiter (https://www.baerenreiter.com), .
En la segunda parte del concierto podremos escuchar la obra Don Quijote, Variaciones fantásticas sobre un tema de carácter caballeresco, Opus 35 de Richard Strauss. Interpretamos por primera vez esta obra el 20 de noviembre de 1960 bajo la dirección del Maestro Rafael Frühbeck de Brugos y con la participación del violonchelista Ricardo Vivó en el Teatro Buenos Aires. Desde entonces hemos podido disfrutar de esta obra en otras 15 ocasiones, siendo la última los días 11 y 12 de enero de 2007 bajo la dirección del Maestro Pedro Halffter y con la participación del violonchelista Asier Polo. Emplearemos para su interpretación el material de la editorial Peters (http://www.editionpeters.com)
A continuación les recomendamos una serie de grabaciones comerciales de las obras de nuestro programa. Todas ellas pueden adquirirse en la Fnac o escucharse a través de internet siguiendo los enlaces señalados:
 
W.A. Mozart: Sinfonía nº 35 en Re Mayor Kv 385 “Haffner”
Wolfgang Sawallisch – Symphonieorchester des Bayerischen Rundfunks
Release Date: 28/07/2009
Profil
 
 
R. Strauss: Don Quijote Op. 35
Fritz Reiner / Antonio Janigro – Chicago Symphony Orchestra
Release Date: 26/03/1996
RCA Victor
 
Info covid

Agenda de eventos

Lu
Ma
Mi
Ju
Vi
Sa
Do

Eventos relacionados

Temporada 2021-2022
09 - 10
Jun
2022
>Achúcarro y los Cuadros de una exposición

Achúcarro y los Cuadros de una exposición

Lugar: Palacio Euskalduna

Giancarlo Guerrero, director
Joaquín Achúcarro, piano


I

AUGUSTA HOLMÈS (1847-1903)

Andromède, Poema sinfónico*

CÉSAR FRANCK (1822-1890)

Variaciones sinfónicas para piano y Orquesta.

Joaquín Achúcarro, piano

II

MODEST MUSSORGSKY (1839-1881) / MAURICE RAVEL (1875-1937)

Cuadros de una exposición.

I. Promenade – Gnomus
II. Promenade – El castillo medieval
III. Promenade – Tullerias
IV. Promenade – Bydlo
V. Baile de los polluelos dentro del cascarón
VI. Samuel Goldenberg y Schmuyle
VII. El mercado
VIII. Catacumbas (Sepulcrum Romanum)
IX. La cabaña sobre patas de gallina (o la choza de Baba-Yaga)
X. La gran puerta de Kiev

Información y entradas
Temporada 2021-2022
21 - 24 - 27 - 28 - 30
May
2022
>Madama Butterfly

Madama Butterfly

Lugar: Palacio Euskalduna

Giacomo Puccini

Representaciones

  • Sábado 21 de Mayo de 2022 19:00h
  • Martes 24 de Mayo de 2022 19:30h
  • Viernes 27 de Mayo de 2022 19:30h
  • Sábado 28 de Mayo de 2022 19:00h (*OB)
  • Lunes 30 de Mayo de 2022 19:30h

*OB: Opera Berri

Patrocina:

FICHA

  • Cio-Cio San: Maria Agresta*
  • Cio-Cio San BERRI: Carmen Solís
  • Pinkerton: Sergio Escobar
  • Pinkerton BERRI: Javier Tomé
  • Suzuki: Carmen Artaza*
  • Sharpless: Damián del Castillo
  • Goro: Jorge Rodríguez-Norton
  • Kate Pinkerton: Marta Ubieta
  • Yamadori y Comisario: Jose Manuel Día
  • Tío Bonzo: Fernando Latorre
  • Oficial del registro: Javier Campo**
  • Yakuside: Gexan Etxabe
  • La madre de Cio-Cio San: Eider Torrijos**
  • La tía de Cio-Cio San: Leyre Mesa**
  • La prima de Cio-Cio San Olga Revuelta**
  • Bilbao Orkestra Sinfonikoa
  • Coro de Ópera de Bilbao: Director Boris Dujin
  • Director musical: Henrik Nánási*
  • Director de escena: Stefano Monti
  • Coproducción Teatro Comunale di Modena / Teatro Municipale di Piacenza

*Debuta en ABAO Bilbao Opera
**Coro de Ópera de Bilbao

MÁS INFORMACIÓN

Benjamin Franklin Pinkerton, un oficial de la Armada de Estados Unidos, inspecciona una casita en una colina cercana a Nagasaki desde la que se ve el puerto. Va a alquilársela a Goro, un servicial casamentero. Junto con la casa recibe también a tres criados y a una geisha como mujer, cuyo nombre es Cio-Cio San, pero que es conocida como Butterfly. El alquiler, según la costumbre japonesa, es por una duración de 999 años, susceptible de ser renovado todos los meses. El cónsul estadounidense, Sharpless, llega jadeante después de haber subido la colina. Pinkerton describe su filosofía del yanqui indómito que recorre el mundo en busca de experiencias y placeres. No está seguro de si sus sentimientos por la joven japonesa son realmente amor o simplemente un capricho, pero su intención es seguir adelante y celebrar la ceremonia nupcial. Sharpless le advierte de que es posible que la muchacha tenga una visión diferente del matrimonio, pero Pinkerton hace caso omiso de sus preocupaciones y le dice que algún día tendrá una verdadera esposa estadounidense. Ofrece al cónsul güisqui y propone un brindis.

Llega Butterfly con sus amigos para la ceremonia. En una conversación casual tras la presentación formal, la muchacha admite que tiene tan solo quince años y explica que su familia fue importante en otro tiempo, pero que luego perdió su posición desahogada, por lo que no le ha quedado más remedio que ganarse la vida como geisha. Llegan sus familiares y hablan sobre la celebración de un matrimonio tan desigual. Cio-Cio San enseña a Pinkerton sus exiguas posesiones y le confiesa que ha estado en la misión cristiana y que tiene la intención de convertirse a la religión de su marido. El comisionado imperial lee el contrato matrimonial y los parientes felicitan a la pareja. De repente, se oye desde lejos una voz amenazadora: es el bonzo, el tío de Butterfly, un sacerdote. Maldice a la muchacha por haber ido a la misión y por renunciar a su religión ancestral. Pinkerton les ordena a todos que se vayan e intenta consolar a Butterfly con palabras dulces. Suzuki le ayuda a ponerse el kimono nupcial antes de que la pareja se reúna en el jardín, donde se dejan llevar por la pasión.

Cuando comienza el Acto II han transcurrido tres años y Cio-Cio San está esperando el regreso de su marido a casa. Suzuki implora ayuda a los dioses, pero Butterfly le reprende por creer en los dioses japoneses en vez de en la promesa de Pinkerton de que un día regresaría. Aparece Sharpless con una carta de Pinkerton, pero antes de que pueda leerla a Butterfly, aparece Goro con el último pretendiente de la joven, el acaudalado príncipe Yamadori. Butterfly sirve amablemente té a los invitados, pero insiste en que no está disponible para contraer matrimonio: su marido estadounidense no la ha dejado y le dio palabra de que un día regresaría. Pide a Goro y Yamadori que se vayan. Sharpless intenta leer la carta de Pinkerton y sugiere a Butterfly que quizá debería reconsiderar la oferta de Yamadori. Como respuesta, ella le muestra al cónsul el hijo que ha tenido con Pinkerton. Dice que su nombre es “Pesar”, pero que cuando regrese su padre se llamará “Dicha”. Sharpless está demasiado hundido para seguir leyéndole el contenido de la carta. Se va prometiéndole que informará a Pinkerton sobre la existencia de su hijo. Un cañonazo en el puerto anuncia la llegada de un barco. Butterfly y Suzuki leen su nombre desde la terraza: es el de Pinkerton. Radiante de alegría, Butterfly se une a Suzuki para decorar la casa con flores. Cae la noche y Butterfly, Suzuki y el niño emprenden una vigilia sin apartar la vista del puerto.

Amanece y Suzuki insiste en que Butterfly intente dormir un poco. Butterfly mete al niño en la casa. Aparece Sharpless con Pinkerton y Kate, la nueva mujer de Pinkerton. Suzuki se da cuenta de quién es la mujer estadounidense y se muestra de acuerdo en ayudar a comunicar la noticia a Butterfly. A Pinkerton le invade la sensación de culpa y se retira un poco para recordar los días pasados en la casa. Cio-Cio San entra apresuradamente confiando en encontrar a Pinkerton, pero es a Kate a quien ve en su lugar. Comprendiendo la situación, se muestra de acuerdo en renunciar a su hijo, pero insiste en que sea Pinkerton quien vuelva a por él. Tras echar a todo el mundo, Butterfly saca la daga con la que su padre se había suicidado, pues prefiere morir con honor que vivir con vergüenza. Se detiene por un instante cuando entra el niño inesperadamente, pero Butterfly lo saca al jardín y ella se retira detrás de una cortina. Cuando llega Pinkerton, pronunciando su nombre, la joven se clava la daga.

Ver más
Temporada 2022-2023
18
Jun
2022
>Concierto para dos Aniversarios Bilbao Orkestra Sinfonikoa & Guggenheim Bilbao

Concierto para dos Aniversarios Bilbao Orkestra Sinfonikoa & Guggenheim Bilbao

Lugar: Guggenheim Bilbao

Coincidiendo con el centenario de la BOS el Museo Guggenheim Bilbao celebra su 25º Aniversario. En esta doble celebración, el Museo será el escenario de un gran concierto de la BOS abierto a la ciudadanía cuyo programa incluirá “Cuadros de una exposición”, la obra con la que Modest Mussorgsky rindió homenaje a su amigo Viktor Hartmann, con ocasión de la exhibición de algunas de sus obras tras su fallecimiento. La pieza representa un recorrido de cuadro en cuadro, en un estilo musical de fuerte carácter descriptivo. Compuesta originalmente para piano, la música fue “coloreada” por Maurice Ravel con una brillante orquestación. Junto a este gran clásico, en este concierto se recuperará el poema sinfónico, de lenguaje denso y poderoso, “Andrómeda”, de Augusta Holmès, compositora francesa injustamente tratada por la historia, al igual que muchas de sus colegas. Una gran oportunidad para celebrar la amistad y el diálogo entre las artes.

Patrocina:

Localización : Atrio
Punto de venta : Taquilla y Web
Duración : 60
Más información : Aforo limitado y uso responsable de mascarilla.
Se ruega puntualidad. No se podrá acceder al Atrio una vez iniciada la actividad.

Web: Guggenheim

Ver más