Conciertos

TEMPORADA BOS 9

Sinfónica de Barcelona: El caballero de la rosa


Palacio Euskalduna.   20:00 h.

ORQUESTRA SIMFÒNICA DE BARCELONA i NACIONAL DE CATALUNYA

P. Hindemith: Metamorfosis sinfónicas sobre temas de Weber
L. van Beethoven: Concierto para piano y orquesta nº 4
R. Strauss: El caballero de la rosa, suite

Josep María Colom, pianoa/piano
Eiji Oué, zuzendaria/director

FECHAS

  • 28 de enero de 2010       Palacio Euskalduna      20:00 h.
  • 29 de enero de 2010       Palacio Euskalduna      20:00 h.

Conoce aquí todas las ventajas de ser abonado de la BOS

Joan Guinjoan nació en Riudoms (Tarragona) en 1931 y estudió en el Conservatorio Superior del Liceu de Barcelona. A partir de 1953 comenzó a dar recitales de piano y pasó al año siguiente a Paris, donde continuó estudios de piano y estudió también composición, orquestación, etc. Ha dirigido asimismo orquestas de Europa y América, así como obtuvo numerosos premios.

En 1960 dejó su carrera de pianista, en la que había dado más de 250 recitales y se dedicó a la composición. Tras sus estudios en Barcelona con el maestro C. Taltabull,  pasó en 1962 a París,  para seguir de nuevo con estudios de composición. De vuelta a Barcelona, fundó en 1964 el conjunto Diabolus in Musica.  Posee Guinjoan muchas piezas musicales, incluida la ópera “Gaudí”, con texto de J.M. Carandell y compuesta entre 1989 y 1992 y que se estrenó en el Liceu de Barcelona en 2004.

La obra “Pantonal” fue compuesta en 1998, en homenaje a la Orquesta de Cadaqués y dedicada a su nieta Isabel Guinjoan. Se dice que esta obra está definida como un divertimento pensado en amplia total libertad para la plantilla de una orquesta clásica. Es una partitura que adopta un notable  carácter de danza. Está escrita con una estructura en tres partes: un Giocoso que ejerce la presentación de todo el material, un Calmo de carácter más evocador y un aire Giocoso que recopila los elementos, precedidos por una breve introducción. Se ha escrito sobre esta pieza que aunque sea breve no excluye el cuidado tímbrico, rítmico y armónico.

El Concierto n. 4 para piano y orquesta, opus 58 de Beethoven, en Sol mayor, se editaría en Viena en 1808, se estrenó en el palacio del príncipe Lobkowitz en 1807 y se había terminado en 1806, si bien  había sido comenzado  en 1803, al mismo tiempo que la composición de la Sinfonía Heroica. Este concierto tiene estos movimientos: Allegro moderato, Andante con moto y Rondó:Vivace.  En su orquestación posee cuerdas, flauta, 2 oboes, 2 clarinetes, 2 fagotes, 2 trompas,  2 trompetas y timbales.

Como escriben Jean y Brigitte Massin, a propósito de la ejecución de este cuarto concierto, cuenta Ries: “Beethoven vino un día a mi casa, llevaba su cuarto concierto en Sol mayor bajo el brazo, y me dijo: “Debéis tocar esto el próximo sábado en el Kärnerthortheater”, sólo me quedaban cinco días para estudiarlo”. Como explican Amedeo Poggi y Edgar Vallora, este concierto se ha incluido entre las incontestables obras maestras beethovenianas: “Gracias a su impronta  de libre improvisación, poco ambiciosa pero seductora, así como a la ausencia de toda constricción formal y, sobre todo, el encanto de unas sonoridades aún inéditas en el terreno del concierto, este trabajo constata la ya plena madurez espiritual de su autor”.

El Allegro moderato sigue estando dentro de la forma sonata, se dice, pero contrariamente a la tradición, sin embargo, el tema principal se expone de golpe –dolce- por el solista, a descubierto y con una extremada simplicidad, como dice François René Tranchefort, quien explica que es un tema que recuerda un motivo de la Quinta Sinfonía, generosamente ampliado por el tutti orquestal. Durante el desarrollo en cuatro secciones, el tema inicial mantiene preeminencia y el piano debe sonar con audacia tras toda la orquesta.

El Andante con moto posee un carácter especial, con melodía tierna que, según explicó Vincent d’Indy, era casi dolorida del solista, como si fuera “la lucha entre dos personajes diferentes de carácter”. El Rondo vivace, último movimiento, es extremadamente brillante y posee el espíritu tradicional de los anteriores conciertos pero tiene al mismo tiempo innovaciones. Antes de la coda hay una cadenza.

Metamorfosis sinfónicas sobre temas de Carl Maria von Weber, de Paul Hindemith, es una pieza compuesta en 1945 en EE.UU. y se estrenó en 1946 en New York. Se ha clasificado a esta obra en la tradición de variaciones sinfónicas, pero se dice que es como una breve sinfonía en cuatro movimientos. Se cuenta que Hindemith había practicado ejercicio de variación ya desde 1927, luego variaciones de concierto en 1932 y luego lo haría también en una sinfonía en 1946.

Entre los movimientos puede declararse el virtuosismo del Allegro brillante, donde toma una de las Ocho piezas op. 60, de Weber, para piano a cuatro manos. El tercer movimiento, Andantino, toma una de las Seis piezas op. 10 weberianas, así como en el movimiento final, Marcha, coge Hindemith una  de las Ocho piezas op. 60, de Weber. Se dice que en toda esta obra “nunca anda lejos el humor e incluso hay algunos rasgos de parodia. Pero son sobre todo la vivacidad del discurso sinfónico, las consecuciones de una escritura orquestal perfectamente dominada”.

El caballero de la rosa, de Richard Strauss,  op. 59, es una suite de valses pasa orquesta. Harold C. Schonberg titula un capítulo como “La larga coda del romanticismo. Richard Strauss”. Y cuenta cómo desde 1888, cuando se estrenó la ópera Don Juan, hasta 1911, fecha de la representación de El caballero de la rosa, el hombre más discutido de la música europea fue R. Strauss. Se explica que hasta esta obra Strauss fue un compositor que originó una permanente  atmósfera de excitación y electricidad. Y se dice, ya desde Ernest Newman,  que era “un compositor talentoso, que otrora fue un genio” . Y la reacción del público ante la obra de Strauss después de El caballero de la rosa coincidió con el juicio de Newman acerca del genio convertido en talento.

Tras esta ópera, ya cerca de un cuarto de siglo después escribió Strauss para orquesta la Suite de valses cuyos elementos, en 1934, tal y como explica Tranchefort, provienen del último acto de la ópera El caballero de la rosa. Y diez años más tarde compuso una nueva serie de valses a partir de los dos primeros actos. Casualmente,  la suite de 1934 se convirtió en Segunda Suite, y la siguiente Primera Suite, que se estrenó en Londres en 1946 bajo la dirección de Erich Leinsdorf y ha quedado “en los programas de concierto, donde obtiene regularmente éxito”.

Tiene esta suite una duración de unos doce minutos. La orquestación posee tres flautas, tres oboes, tres clarinetes, un como di basseto, tres fagotes,  cuatro trompas, tres trompetas, tres trombones, una tuba baja, timbales y percusión, glockenspiel,  dos arpas y la cuerda.

J. A. Z.

El turno es ahora para la OBC, la principal de las orquestas catalanas, presente en nuestra temporada, y a quien devolveremos visita a finales de mayo de 2010. Con su director titular al mando, Eiji Oue, la centuria catalana ofrece un programa ecléctico que culmina con los brillantes valses de la suite de El caballero de la rosa.

Info covid

Agenda de eventos

Lu
Ma
Mi
Ju
Vi
Sa
Do

Eventos relacionados

Temporada 2022-2023
06 - 07
Oct
2022
>Sonidos de Ucrania

Sonidos de Ucrania

Lugar: Palacio Euskalduna

Concierto de Apertura.

Erik Nielsen, director.
Marie-Pierre Langlamet, arpa.


ANDRÉS ISASI (1890 – 1940)

El pecado, Poema sinfónico op. 19

REINHOLD GLIÈRE (1875 – 1956)

Concierto para arpa y orquesta en Mi bemol Mayor Op. 74*

I. Allegro moderato
II. Tema con variazioni Andante
III. Allegro giocoso

Marie-Pierre Langlamet, arpa.

REINHOLD GLIÈRE (1875 – 1956)

Sinfonía nº 2 en do menor Op. 25**

I. Allegro pesante
II. Allegro giocoso
III. Andante con variazioni
IV. Allegro vivace

* Primera vez por la BOS.
** Estreno en España.

Información y entradas
Temporada 2022-2023
13 - 14
Oct
2022
>América en siete cuerdas

América en siete cuerdas

Lugar: Palacio Euskalduna


Abono:
Iniciación
R. Sierra: Fandangos
Y. Costa/Elodie Boundy: Concerto de fronteira
I. Albeniz / R.Fruhbeck: Suite española, selección
E. Castellanos: Santa Cruz de Pacairigua

Yamandú Costa, guitarra
Carlos Miguel Prieto, director

Un programa que es un puente musical sobre el océano Atlántico, con instrumentos como el violao brasileño de siete cuerdas, heredero de la guitarra española y del que Yamandú Costa, el guitarrista más admirado de Brasil, es un virtuoso consumado. Melodías y ritmos que evocan danzas antiguas (el fandango en versión del puertorriqueño Roberto Sierra), diversidad de paisajes (la orquestación de “nuestro” Frühbeck de la suite de Albéniz), y aromas caraqueños por el venezolano Evencio Castellanos.

Información y entradas
Temporada 2022-2023
27 - 28
Oct
2022
>Nobu y el segundo de Rachmaninov

Nobu y el segundo de Rachmaninov

Lugar: Palacio Euskalduna

A. Isasi: Zharufa, op. 12
P. Dukas: La Peri, poème dansé
S. Rachmaninov: Concierto para piano y orquesta nº 2 en do menor, op. 18

Nobuyuki Tsujii, piano
Erik Nielsen, director

De Nobuyuki Tsuji nos deslumbra su técnica, su sensibilid, en resumen su supercapacidad para la música. Y admiramos que lo haya conseguido venciendo a la cegera con otra supercapacidad: la del tesón. En realidad sólo deberíamos cerrar los ojos con él y darle las gracias por emocionarnos con su versión del Segundo de Rachmaninov. La inspiración en el exotismo oriental está detrás de los dos bellos poemas sonoros de Paul Dukas y nuestro internacional Andrés Isasi, quien ganó el 2º premio de composición del conservatorio de Malmö en 1914 con Zharufa.

Información y entradas
Temporada 2022-2023
03 - 04
Nov
2022
>Debussy y el sonido del Txistu

Debussy y el sonido del Txistu

Lugar: Palacio Euskalduna

C. Debussy: Prelude a la apres midi d’un faune
Tradicional: Zaharra
Javier Martínez: Karibu Peponi
C. Debussy: Images

Garikoitz Mendizabal, txistulari
Erik Nielsen, director

El fauno que imaginó Debussy tocando la flauta entre las ninfas sirve para introducir el sonido ancestral del txistu en la música sinfónica. De la mano de Garikotiz Mendizabal disfrutaremos tanto de la vertiente tradicional de nuestro instrumento, como del lenguaje más actual, en la pieza de Javier Martínez, inspirada en la flauta de tres agujeros que utilizan los kenianos. Otra vez Debussy, esta vez con Images, será un reto para que la orquesta muestre su sutil paleta sonora.

Información y entradas