Conciertos

TEMPORADA BOS 9

Sinfónica de Barcelona: El caballero de la rosa


Palacio Euskalduna.   20:00 h.

ORQUESTRA SIMFÒNICA DE BARCELONA i NACIONAL DE CATALUNYA

P. Hindemith: Metamorfosis sinfónicas sobre temas de Weber
L. van Beethoven: Concierto para piano y orquesta nº 4
R. Strauss: El caballero de la rosa, suite

Josep María Colom, pianoa/piano
Eiji Oué, zuzendaria/director

FECHAS

  • 28 de enero de 2010       Palacio Euskalduna      20:00 h.
  • 29 de enero de 2010       Palacio Euskalduna      20:00 h.

Conoce aquí todas las ventajas de ser abonado de la BOS

Joan Guinjoan nació en Riudoms (Tarragona) en 1931 y estudió en el Conservatorio Superior del Liceu de Barcelona. A partir de 1953 comenzó a dar recitales de piano y pasó al año siguiente a Paris, donde continuó estudios de piano y estudió también composición, orquestación, etc. Ha dirigido asimismo orquestas de Europa y América, así como obtuvo numerosos premios.

En 1960 dejó su carrera de pianista, en la que había dado más de 250 recitales y se dedicó a la composición. Tras sus estudios en Barcelona con el maestro C. Taltabull,  pasó en 1962 a París,  para seguir de nuevo con estudios de composición. De vuelta a Barcelona, fundó en 1964 el conjunto Diabolus in Musica.  Posee Guinjoan muchas piezas musicales, incluida la ópera “Gaudí”, con texto de J.M. Carandell y compuesta entre 1989 y 1992 y que se estrenó en el Liceu de Barcelona en 2004.

La obra “Pantonal” fue compuesta en 1998, en homenaje a la Orquesta de Cadaqués y dedicada a su nieta Isabel Guinjoan. Se dice que esta obra está definida como un divertimento pensado en amplia total libertad para la plantilla de una orquesta clásica. Es una partitura que adopta un notable  carácter de danza. Está escrita con una estructura en tres partes: un Giocoso que ejerce la presentación de todo el material, un Calmo de carácter más evocador y un aire Giocoso que recopila los elementos, precedidos por una breve introducción. Se ha escrito sobre esta pieza que aunque sea breve no excluye el cuidado tímbrico, rítmico y armónico.

El Concierto n. 4 para piano y orquesta, opus 58 de Beethoven, en Sol mayor, se editaría en Viena en 1808, se estrenó en el palacio del príncipe Lobkowitz en 1807 y se había terminado en 1806, si bien  había sido comenzado  en 1803, al mismo tiempo que la composición de la Sinfonía Heroica. Este concierto tiene estos movimientos: Allegro moderato, Andante con moto y Rondó:Vivace.  En su orquestación posee cuerdas, flauta, 2 oboes, 2 clarinetes, 2 fagotes, 2 trompas,  2 trompetas y timbales.

Como escriben Jean y Brigitte Massin, a propósito de la ejecución de este cuarto concierto, cuenta Ries: “Beethoven vino un día a mi casa, llevaba su cuarto concierto en Sol mayor bajo el brazo, y me dijo: “Debéis tocar esto el próximo sábado en el Kärnerthortheater”, sólo me quedaban cinco días para estudiarlo”. Como explican Amedeo Poggi y Edgar Vallora, este concierto se ha incluido entre las incontestables obras maestras beethovenianas: “Gracias a su impronta  de libre improvisación, poco ambiciosa pero seductora, así como a la ausencia de toda constricción formal y, sobre todo, el encanto de unas sonoridades aún inéditas en el terreno del concierto, este trabajo constata la ya plena madurez espiritual de su autor”.

El Allegro moderato sigue estando dentro de la forma sonata, se dice, pero contrariamente a la tradición, sin embargo, el tema principal se expone de golpe –dolce- por el solista, a descubierto y con una extremada simplicidad, como dice François René Tranchefort, quien explica que es un tema que recuerda un motivo de la Quinta Sinfonía, generosamente ampliado por el tutti orquestal. Durante el desarrollo en cuatro secciones, el tema inicial mantiene preeminencia y el piano debe sonar con audacia tras toda la orquesta.

El Andante con moto posee un carácter especial, con melodía tierna que, según explicó Vincent d’Indy, era casi dolorida del solista, como si fuera “la lucha entre dos personajes diferentes de carácter”. El Rondo vivace, último movimiento, es extremadamente brillante y posee el espíritu tradicional de los anteriores conciertos pero tiene al mismo tiempo innovaciones. Antes de la coda hay una cadenza.

Metamorfosis sinfónicas sobre temas de Carl Maria von Weber, de Paul Hindemith, es una pieza compuesta en 1945 en EE.UU. y se estrenó en 1946 en New York. Se ha clasificado a esta obra en la tradición de variaciones sinfónicas, pero se dice que es como una breve sinfonía en cuatro movimientos. Se cuenta que Hindemith había practicado ejercicio de variación ya desde 1927, luego variaciones de concierto en 1932 y luego lo haría también en una sinfonía en 1946.

Entre los movimientos puede declararse el virtuosismo del Allegro brillante, donde toma una de las Ocho piezas op. 60, de Weber, para piano a cuatro manos. El tercer movimiento, Andantino, toma una de las Seis piezas op. 10 weberianas, así como en el movimiento final, Marcha, coge Hindemith una  de las Ocho piezas op. 60, de Weber. Se dice que en toda esta obra “nunca anda lejos el humor e incluso hay algunos rasgos de parodia. Pero son sobre todo la vivacidad del discurso sinfónico, las consecuciones de una escritura orquestal perfectamente dominada”.

El caballero de la rosa, de Richard Strauss,  op. 59, es una suite de valses pasa orquesta. Harold C. Schonberg titula un capítulo como “La larga coda del romanticismo. Richard Strauss”. Y cuenta cómo desde 1888, cuando se estrenó la ópera Don Juan, hasta 1911, fecha de la representación de El caballero de la rosa, el hombre más discutido de la música europea fue R. Strauss. Se explica que hasta esta obra Strauss fue un compositor que originó una permanente  atmósfera de excitación y electricidad. Y se dice, ya desde Ernest Newman,  que era “un compositor talentoso, que otrora fue un genio” . Y la reacción del público ante la obra de Strauss después de El caballero de la rosa coincidió con el juicio de Newman acerca del genio convertido en talento.

Tras esta ópera, ya cerca de un cuarto de siglo después escribió Strauss para orquesta la Suite de valses cuyos elementos, en 1934, tal y como explica Tranchefort, provienen del último acto de la ópera El caballero de la rosa. Y diez años más tarde compuso una nueva serie de valses a partir de los dos primeros actos. Casualmente,  la suite de 1934 se convirtió en Segunda Suite, y la siguiente Primera Suite, que se estrenó en Londres en 1946 bajo la dirección de Erich Leinsdorf y ha quedado “en los programas de concierto, donde obtiene regularmente éxito”.

Tiene esta suite una duración de unos doce minutos. La orquestación posee tres flautas, tres oboes, tres clarinetes, un como di basseto, tres fagotes,  cuatro trompas, tres trompetas, tres trombones, una tuba baja, timbales y percusión, glockenspiel,  dos arpas y la cuerda.

J. A. Z.

El turno es ahora para la OBC, la principal de las orquestas catalanas, presente en nuestra temporada, y a quien devolveremos visita a finales de mayo de 2010. Con su director titular al mando, Eiji Oue, la centuria catalana ofrece un programa ecléctico que culmina con los brillantes valses de la suite de El caballero de la rosa.

Info covid

Agenda de eventos

Lu
Ma
Mi
Ju
Vi
Sa
Do

Eventos relacionados

Temporada 2021-2022
09 - 10
Jun
2022
>Achúcarro y los Cuadros de una exposición

Achúcarro y los Cuadros de una exposición

Lugar: Palacio Euskalduna

Giancarlo Guerrero, director
Joaquín Achúcarro, piano


I

AUGUSTA HOLMÈS (1847-1903)

Andromède, Poema sinfónico*

CÉSAR FRANCK (1822-1890)

Variaciones sinfónicas para piano y Orquesta.

Joaquín Achúcarro, piano

II

MODEST MUSSORGSKY (1839-1881) / MAURICE RAVEL (1875-1937)

Cuadros de una exposición.

I. Promenade – Gnomus
II. Promenade – El castillo medieval
III. Promenade – Tullerias
IV. Promenade – Bydlo
V. Baile de los polluelos dentro del cascarón
VI. Samuel Goldenberg y Schmuyle
VII. El mercado
VIII. Catacumbas (Sepulcrum Romanum)
IX. La cabaña sobre patas de gallina (o la choza de Baba-Yaga)
X. La gran puerta de Kiev

Información y entradas
Temporada 2021-2022
21 - 24 - 27 - 28 - 30
May
2022
>Madama Butterfly

Madama Butterfly

Lugar: Palacio Euskalduna

Giacomo Puccini

Representaciones

  • Sábado 21 de Mayo de 2022 19:00h
  • Martes 24 de Mayo de 2022 19:30h
  • Viernes 27 de Mayo de 2022 19:30h
  • Sábado 28 de Mayo de 2022 19:00h (*OB)
  • Lunes 30 de Mayo de 2022 19:30h

*OB: Opera Berri

Patrocina:

FICHA

  • Cio-Cio San: Maria Agresta*
  • Cio-Cio San BERRI: Carmen Solís
  • Pinkerton: Sergio Escobar
  • Pinkerton BERRI: Javier Tomé
  • Suzuki: Carmen Artaza*
  • Sharpless: Damián del Castillo
  • Goro: Jorge Rodríguez-Norton
  • Kate Pinkerton: Marta Ubieta
  • Yamadori y Comisario: Jose Manuel Día
  • Tío Bonzo: Fernando Latorre
  • Oficial del registro: Javier Campo**
  • Yakuside: Gexan Etxabe
  • La madre de Cio-Cio San: Eider Torrijos**
  • La tía de Cio-Cio San: Leyre Mesa**
  • La prima de Cio-Cio San Olga Revuelta**
  • Bilbao Orkestra Sinfonikoa
  • Coro de Ópera de Bilbao: Director Boris Dujin
  • Director musical: Henrik Nánási*
  • Director de escena: Stefano Monti
  • Coproducción Teatro Comunale di Modena / Teatro Municipale di Piacenza

*Debuta en ABAO Bilbao Opera
**Coro de Ópera de Bilbao

MÁS INFORMACIÓN

Benjamin Franklin Pinkerton, un oficial de la Armada de Estados Unidos, inspecciona una casita en una colina cercana a Nagasaki desde la que se ve el puerto. Va a alquilársela a Goro, un servicial casamentero. Junto con la casa recibe también a tres criados y a una geisha como mujer, cuyo nombre es Cio-Cio San, pero que es conocida como Butterfly. El alquiler, según la costumbre japonesa, es por una duración de 999 años, susceptible de ser renovado todos los meses. El cónsul estadounidense, Sharpless, llega jadeante después de haber subido la colina. Pinkerton describe su filosofía del yanqui indómito que recorre el mundo en busca de experiencias y placeres. No está seguro de si sus sentimientos por la joven japonesa son realmente amor o simplemente un capricho, pero su intención es seguir adelante y celebrar la ceremonia nupcial. Sharpless le advierte de que es posible que la muchacha tenga una visión diferente del matrimonio, pero Pinkerton hace caso omiso de sus preocupaciones y le dice que algún día tendrá una verdadera esposa estadounidense. Ofrece al cónsul güisqui y propone un brindis.

Llega Butterfly con sus amigos para la ceremonia. En una conversación casual tras la presentación formal, la muchacha admite que tiene tan solo quince años y explica que su familia fue importante en otro tiempo, pero que luego perdió su posición desahogada, por lo que no le ha quedado más remedio que ganarse la vida como geisha. Llegan sus familiares y hablan sobre la celebración de un matrimonio tan desigual. Cio-Cio San enseña a Pinkerton sus exiguas posesiones y le confiesa que ha estado en la misión cristiana y que tiene la intención de convertirse a la religión de su marido. El comisionado imperial lee el contrato matrimonial y los parientes felicitan a la pareja. De repente, se oye desde lejos una voz amenazadora: es el bonzo, el tío de Butterfly, un sacerdote. Maldice a la muchacha por haber ido a la misión y por renunciar a su religión ancestral. Pinkerton les ordena a todos que se vayan e intenta consolar a Butterfly con palabras dulces. Suzuki le ayuda a ponerse el kimono nupcial antes de que la pareja se reúna en el jardín, donde se dejan llevar por la pasión.

Cuando comienza el Acto II han transcurrido tres años y Cio-Cio San está esperando el regreso de su marido a casa. Suzuki implora ayuda a los dioses, pero Butterfly le reprende por creer en los dioses japoneses en vez de en la promesa de Pinkerton de que un día regresaría. Aparece Sharpless con una carta de Pinkerton, pero antes de que pueda leerla a Butterfly, aparece Goro con el último pretendiente de la joven, el acaudalado príncipe Yamadori. Butterfly sirve amablemente té a los invitados, pero insiste en que no está disponible para contraer matrimonio: su marido estadounidense no la ha dejado y le dio palabra de que un día regresaría. Pide a Goro y Yamadori que se vayan. Sharpless intenta leer la carta de Pinkerton y sugiere a Butterfly que quizá debería reconsiderar la oferta de Yamadori. Como respuesta, ella le muestra al cónsul el hijo que ha tenido con Pinkerton. Dice que su nombre es “Pesar”, pero que cuando regrese su padre se llamará “Dicha”. Sharpless está demasiado hundido para seguir leyéndole el contenido de la carta. Se va prometiéndole que informará a Pinkerton sobre la existencia de su hijo. Un cañonazo en el puerto anuncia la llegada de un barco. Butterfly y Suzuki leen su nombre desde la terraza: es el de Pinkerton. Radiante de alegría, Butterfly se une a Suzuki para decorar la casa con flores. Cae la noche y Butterfly, Suzuki y el niño emprenden una vigilia sin apartar la vista del puerto.

Amanece y Suzuki insiste en que Butterfly intente dormir un poco. Butterfly mete al niño en la casa. Aparece Sharpless con Pinkerton y Kate, la nueva mujer de Pinkerton. Suzuki se da cuenta de quién es la mujer estadounidense y se muestra de acuerdo en ayudar a comunicar la noticia a Butterfly. A Pinkerton le invade la sensación de culpa y se retira un poco para recordar los días pasados en la casa. Cio-Cio San entra apresuradamente confiando en encontrar a Pinkerton, pero es a Kate a quien ve en su lugar. Comprendiendo la situación, se muestra de acuerdo en renunciar a su hijo, pero insiste en que sea Pinkerton quien vuelva a por él. Tras echar a todo el mundo, Butterfly saca la daga con la que su padre se había suicidado, pues prefiere morir con honor que vivir con vergüenza. Se detiene por un instante cuando entra el niño inesperadamente, pero Butterfly lo saca al jardín y ella se retira detrás de una cortina. Cuando llega Pinkerton, pronunciando su nombre, la joven se clava la daga.

Ver más
Temporada 2022-2023
18
Jun
2022
>Concierto para dos Aniversarios Bilbao Orkestra Sinfonikoa & Guggenheim Bilbao

Concierto para dos Aniversarios Bilbao Orkestra Sinfonikoa & Guggenheim Bilbao

Lugar: Guggenheim Bilbao

Coincidiendo con el centenario de la BOS el Museo Guggenheim Bilbao celebra su 25º Aniversario. En esta doble celebración, el Museo será el escenario de un gran concierto de la BOS abierto a la ciudadanía cuyo programa incluirá “Cuadros de una exposición”, la obra con la que Modest Mussorgsky rindió homenaje a su amigo Viktor Hartmann, con ocasión de la exhibición de algunas de sus obras tras su fallecimiento. La pieza representa un recorrido de cuadro en cuadro, en un estilo musical de fuerte carácter descriptivo. Compuesta originalmente para piano, la música fue “coloreada” por Maurice Ravel con una brillante orquestación. Junto a este gran clásico, en este concierto se recuperará el poema sinfónico, de lenguaje denso y poderoso, “Andrómeda”, de Augusta Holmès, compositora francesa injustamente tratada por la historia, al igual que muchas de sus colegas. Una gran oportunidad para celebrar la amistad y el diálogo entre las artes.

Patrocina:

Localización : Atrio
Punto de venta : Taquilla y Web
Duración : 60
Más información : Aforo limitado y uso responsable de mascarilla.
Se ruega puntualidad. No se podrá acceder al Atrio una vez iniciada la actividad.

Web: Guggenheim

Ver más